15 de septiembre de 2013 / 06:50 p.m.

 

Debido a las condiciones climáticas y a las constantes lluvias que trajo el huracán Ingrid, las actividades deportivas en Nuevo León fueron prácticamente suspendidas en su totalidad, sólo las carreras dominicales que se celebraron por la mañana pudieron llevarse a cabo, sin ninguna complicación.

Desde temprana hora, la función de la Arena Coliseo fue cancelada como manera preventiva y para no exponer ni al público ni a los luchadores a las inclemencias del tiempo.

También fue suspendido el entrenamiento del equipo de futbol Rayados de Monterrey, que había anunciado su práctica para las 10:00 en El Barril, pero debido a la constante lluvia fue cancelada.

Todo esto atendiendo las recomendaciones tanto de Protección Civil como de las autoridades en general, que alertaron sobre las incesante lluvia que caería debido al choque del huracán Ingrid en las costas de Tamaulipas y que afectaría también a Nuevo León.

Martha Cedillo