14 de mayo de 2013 / 10:37 p.m.

Temixco  • Una joven mujer de 27 años de edad, presuntamente fue golpeada y abusada sexualmente por una mujer y cuatro policías locales al interior de la Secretaría de SeguridadPública de este municipio conurbado a la capital del estado de Morelos.

El caso es documentado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, en tanto que los cuatro servidores públicos que presuntamente cometieron el ilícito se mantienen en sus puestos debido a la falta de celeridad en las indagatorias, pero también al temor de la víctima a ser asesinada por sus agresores.

El caso se encuentra en poder de la Fiscalía de Delitos Sexuales desde esta semana, es decir, casi ocho días después de haber sucedido los acontecimientos al interior de la corporación municipal, explicó personal del órgano defensor que decidió atender el hecho ante la ausencia de una denuncia formal.

Según los datos que obran en los expedientes de la CDHEM, el pasado miércoles 8 de mayo, la mujer agredida, dueña de un bar en el municipio de Temixco, despidió a uno de sus trabajadores.

De acuerdo a la versión de la agredida, el sujeto le había estado robando, por lo que decidió prescindir de sus servicios. El hecho molestó al individuo, quien pidió ayuda de algunos policías municipales para que “asustaran a la mujer y le dieran una chinga”, se refiere en el texto.

La investigación realizada indica que ese mismo día por la noche, al cierre de la negociación, la mujer de 27 años de edad fue interceptada por varios policías, que la acusaron de transitar por la calle con aliento alcohólico, por la que fue remitida a los separos de la SSP municipal.

Tras depositarla dentro de la celda, esposaron sus manos junto a los barrotes de la reja para inmovilizarla, y la violaron sistemáticamente, al menos cuatro policías.

Posteriormente, y siempre basado el órgano de derechos humanos en la versión de la quejosa, uno de los policías le entregó 200 pesos a una mujer, presuntamente sexoservidora, quien golpeó durante varios minutos a la joven hasta dejarla “inconsciente, sangrante y muy lastimada”.

La víctima, en todo momento solicitó que el hecho no se conociera “porque asegura que su vida corre riesgo, ya que los policías y el presunto autor intelectual de los hechos, la ubican perfectamente”.

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado solo ha realizado los exámenes periciales a la mujer afectada; sin embargo, no ha sometido a los cuatro servidores públicos, como tampoco se ha acercado a sus superiores para notificarles el hecho, con el fin de evitar que se sustraigan de la acción legal.

 — DAVID MONROY