8 de enero de 2013 / 02:32 p.m.

Monterrey  Luego de que fueran removidas las cruces de las víctimas del casino Royale del centro de apuestas, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una medida cautelar contra el municipio de Monterrey, a fin de que en un plazo menor a 24 horas pueda regresar a su sitio los recuerdos de los 52 civiles caídos en agosto de 2011.

Minerva Martínez, titular de Comisión Estatal de Derechos Humanos, expuso, tras una reunión con Samara Pérez, representante de los familiares de las víctimas del casino Royale, que la forma en que se retiraron las cruces del sitio de la tragedia no fue la forma indicada, por lo que se enviaría la medida cautelar a la autoridad municipal, esperando que en un plazo de 24 horas respondiera y reinstalara las cruces.

Sin embargo, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, señaló que se encuentran imposibilitados a acatar la recomendación, debido a que el inmueble no se encuentra bajo el resguardo municipal, sino de la autoridad federal, en este caso la Procuraduría General de la República.

Margarita Arellanes Cervantes descartó además que hayan sido elementos municipales quienes sacaron del centro de apuestas las cruces y mantas.

Señaló que, debido a que la PGR custodiaba el sitio, ellos como autoridad municipal no podían ni siquiera acercarse a realizar diversas labores, como las de vigilancia.

La presidenta municipal de Monterrey expuso que para ello se tendría que revisar por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos si se enviaba una nueva recomendación ante la PGR.

 — ISRAEL SANTACRUZ