23 de noviembre de 2013 / 11:55 p.m.

La superestrella de los Bulls de Chicago Derrick Rose estará fuera de circulación en forma indefinida dijo el equipo el sábado debido a un desgarre en el cartílago de su rodilla derecha que requiere cirugía.

El Jugador Más Valioso de la liga en 2011 tiene un desgarre en el menisco medial. No se especificó cuándo estará listo para volver a jugar.

El jugador que ha participado en tres Juegos de Estrellas perdió toda la campaña pasada por la recuperación de una lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Ahora se ha lesionado la otra.

La lesión ocurrió en el tercer cuarto del juego contra Portland.

Rose perdió el equilibrio cuando trataba de regresar para defender un contraataque de los Blazers. Regresó a la cancha cojeando sin apoyar la rodilla y una vez que Portland anotó salió del juego en un tiempo solicitado.

Al parecer no hubo contacto alguno en la jugada. Rose no pudo regresar a la cancha y salió de la arena en muletas. Se informó que no acompañará al equipo en los restantes cuatro juegos de la gira de seis.

Aunque la lesión no es tan grave como la previa de ligamento cruzado, perder a Rose por cualquier período es obviamente un golpe tremendo para un equipo que espera retar a LeBron James y el Heat de Miami por la supremacía en la Conferencia Este con su astro de regreso.

Los Bulls (6-5) estaban incluso atisbando una posibilidad de disputar el título de la liga por primera vez desde la era Michael Jordan-Scottie Pippen.

Ahora hay una enorme nube sobre la franquicia; y una vez más, está específicamente sobre Rose.

Esta lesión más reciente reaviva recuerdos del juego inaugural de la postemporada de 2012 contra Filadelfia, cuando Rose ingresó a la cancha con mal semblante cerca del final del juego con la lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Ello significó que Chicago, primero en la preclasificación, fuera eliminado en la primera ronda y que el equipo se mantuviera en un patrón de espera la temporada pasada mientras se recuperaba su astro.

Muchos pensaron que su recuperación sería rápida, particularmente después de que comenzó a practicar sin restricciones. En lugar de ello, su progreso fue lento.

Los aficionados lo veían tirando y realizando clavadas antes de juegos de la temporada pasada y se preguntaban porqué no estaba jugando. Mientras tanto, los Bulls batallaron con lesiones y enfermedades en camino a registrar 45 victorias y un triunfo en la primera ronda de playoff sobre Brooklyn antes de caer ante Miami.

Rose regresó esta campaña e insistió en que estaba mejor que nunca y que no tenía dudas respecto a que recuperaría su forma atlética de Jugador Más Valioso, pero tuvo un inicio de altibajos después de una pretemporada dominante.

Por dolor del tendón de la corva se perdió un juego, y tiene una efectividad de apenas 35,4% en tiros de campo. En los dos últimos juegos lució mejor, con 19 puntos anotados en la derrota en Denver y 20 contra Portland.

AP