1 de marzo de 2013 / 11:52 p.m.

Sufrir una derrota más, en el partido de este sábado contra Monterrey y en casa, podría significar una losa muy pesada en el aspecto mental para el equipo, consideró Ignacio Ambriz, técnico de Gallos Blancos.

"Perder significaría una losa mental muy fuerte para el jugador y para uno mismo, hasta para la afición, pero mientras tengamos vida y lo he dicho muchas veces, espero llevar esto hasta la última jornada del torneo", aseveró el estratega.

Por ello dijo que para sus últimos encuentros a partir de mañana contra Rayados, es que el equipo deberá tener un equilibrio en todas sus líneas y no cometer errores que les puedan costar los partidos pues están en el límite.

"Debemos tener un equilibrio, porque estamos en el límite y un error nos puede costar muy caro, la gente de atrás va entiendo que mientras mantengamos el cero, tenemos posibilidades de hacer un gol", señaló.

"Quiero entender que difícilmente tendremos partidos de 3-0 ó de 2-0, nuestros partidos, si logramos ganar, van a ser muy cerrados. Hace un rato vimos el video contra Atlas y se le hizo saber a la gente que tenemos que ser contundentes", abundó.

Ya inmerso en el tema del rival, Ignacio Ambriz aclaró que para su confrontación con el conjunto regiomontano deberán tener una aplicación al máximo, pues aunque será un rival complicado que vendrá a hacer su partido, tienen las armas para dañarlo.

"Necesitamos generar más ocasiones de gol, a través de la pelota parada, de saques de banda, a través de pelota en medio campo donde muchas veces podemos encontrar un error. Entonces necesitamos ser más agresivos ofensivamente para poder aspirar a ganarle a un gran equipo como es Monterrey", dijo.

Notimex