4 de abril de 2013 / 12:59 p.m.

Monterrey.- • Una construcción se vino abajo mientras el cemento era vaciado en una de sus placas, en una obra ubicada en la esquina de la avenida José Calderón y la calle Ángel Martínez Villarreal, en la colonia Chepevera, al poniente de la ciudad.

Los hechos ocurrieron al filo de las 20:50 horas, cuando dos revolvedoras abastecían las placas en construcción de cemento.

Cabe mencionar que el lugar se encontraba completamente a oscuras y, de acuerdo a vecinos que radican en las propiedades aledañas, solamente escucharon un fuerte ruido y la construcción se vino abajo en, por lo menos, dos puntos de la construcción.

Vecinos mencionaron que la construcción que se derrumbó, en un primera instancia, sería un convento; sin embargo, luego se les mencionó que se trataría de un asilo de ancianos.

De acuerdo al comandante Arturo Ochoa, de Protección Civil de Monterrey, el área derrumbada fue un área de cinco por cinco metros y abarcó dos plantas de la construcción sobre la calle Ángel Martínez Villarreal.

De acuerdo con la dependencia municipal, no se reportaron heridos y el lugar se encuentra vigilado por la Policía de Monterrey.

Vecinos manifestaron su descontento, porque los trabajos de construcción se efectúan durante el día y la noche, y se sienten engañados, debido a que no se les notificó la naturaleza y lo crítico de la construcción, en cuanto al polvo y el ruido.

Incluso, algunos portan papeles en la mano donde especifican que, al principio, la construcción sería un convento y que ahora están construyendo un edificio de seis pisos con 79 habitaciones para cambiar el giro de convento a asilo de ancianos privado

CON INFORMACIÓN DE LORENZO ENCINAS