18 de junio de 2013 / 08:07 p.m.

Si la selección de Japón quiere obtener un resultado positivo este miércoles cuando enfrente a Italia en la Copa Confederaciones Brasil 2013, frenar al mediocampista Andrea Pirlo será una obligación.

El jugador de Juventus de Turín es el motor de la "azzurra" y lo dejó en claro el domingo pasado cuando Italia venció 2-1 a México en el estadio Maracaná, tras una brillante actuación, la cual incluyó un golazo a balón parado.

Este miércoles en la Arena Pernambuco de Recife el hombre elegido para marcar a Pirlo será el capitán de los "samuráis azules", Makoto Hasebe, quien sabe de la peligrosidad del jugador italiano.

"¿Pirlo? Es el cerebro del equipo, un futbolista magistral. Tenemos que desactivarlo lo antes posible y evitar que marque el ritmo del juego", apuntó el oriental en una entrevista con el sitio web de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Tras el revés 3-0 que les propinó Brasil en el duelo inaugural de la justa, el jugador del Wolfsburgo alemán reconoció que fueron muy conservadores, además que el anfitrión contó con el apoyo de la afición y "nos vimos desbordados por la situación".

Aunque se fueron decepcionados tras ese partido, sabe que aún tienen opciones de seguir con vida en la justa mundial, pues de ganarle a Italia y México estarían en semifinales, y también con opciones de luchar por el título, su objetivo.

"¿Por qué no?, pero eso es algo que no debe preocuparnos en estos momentos. Tenemos que ir paso a paso", dijo el jugador, quien sabe que contar ya con su pasaje para volver a Brasil el próximo año y disputar la Copa del Mundo "nos llena de orgullo.

"Para nosotros, este torneo es una especie de ensayo general en el que tenemos un primer contacto con el clima, los estadios y todas las circunstancias que rodean a una competición oficial de este calibre. Algo que quizá nos dé cierta ventaja de cara a 2014", concluyó.

Notimex