25 de febrero de 2013 / 12:18 a.m.

Monterrey.- • Si los legisladores tuvieran más trabajo para justificar su incremento salarial, los ciudadanos no se sentirían tan agraviados por este bono de gestoría que ahora se autorrecetan, según coincidieron líderes de cámaras y organizaciones civiles.

Este lunes, los diputados podrán cobrar su primer “bono de gestoría” en la Tesorería del Congreso, con el que presuntamente mantendrán sus oficinas de enlace legislativo.

Al respecto, el director general de Coparmex, José Mario Garza Benavides, dijo que la mala fama que tienen los legisladores locales está respaldada en los pocos resultados del que rinden cuentas a los ciudadanos.

“"Es una lástima ver que, para aumentase este tipo de gastos en el Congreso, sí reúnan la mayoría y se alienan indistintamente del color o partido al que pertenecen, este es el momento menos indicado, sobre todo porque hay muchas formas de acercarse a los ciudadanos sin gastar un solo peso en oficinas, como ellos dicen"”, dijo.

Afirmó que si quieren estar cerca de los ciudadanos, solo tienen que visitar las calles, las casas o incluso las plazas públicas donde realizaron sus eventos de campaña.

Garza Benavides dijo que los diputados pueden decir todas las veces que quieran que no se trata de un aumento de suelo o de un bono para ellos, pero lo cierto es que sí se trata de un gasto innecesario que pudiera ser direccionado a otras áreas.

Al respecto, Gilberto Marcos Handal, presidente de la Federación de Colonias Metropolitanas (Fedeco), señaló que es entendible el descontento ciudadano en relación a esta remuneración extraordinaria de los diputados locales.

Afirmó que sería ideal que los legisladores dieran tan buenos resultados que las personas no tuvieran que fijarse en los sueldos.

Insistió en que la mala imagen que han generado por años y que no se han interesado en combatir es la que provoca que este descontento crezca a las proporciones en las que se encuentra.

“"El problema es que tienen muy mala fama los diputados, una pésima imagen ante los ciudadanos y no les cree; y entendemos que el trabajo hasta cierto punto es deficiente; por eso agravia tanto que se hagan incluso un ajuste salarial de la inflación o que se autorreceten un bono para la gestoría"”, dijo.

Marcos Handal señaló que no existe, dentro de las obligaciones del legislador, la de tener un comité de gestoría ni estar haciendo labor social, por lo que si se enfocaran a hacer nuevas leyes, reformarlas y hacer una verdadera labor de fiscalización, no recibirían tantos reclamos de los ciudadanos y su sueldo no sería tema de debate.

DANIELA MENDOZA LUNA