12 de marzo de 2013 / 10:38 p.m.

El fuerte olor del energético se derivó de una toma clandestina en un ducto de Pemex, cuerpos de emergencia brindaron atención médica a los que resultaron afectados por el derrame de combustible.

 Veracruz • Más de un centenar de familias de la comunidad de Mesa Cerrada y 200 estudiantes de una escuela de Acontitla, en Tihuatlán al norte del estado de Veracruz, fueron evacuados luego de que se registrara un intenso olor a gas que se originó de una toma clandestina de combustible, en un ducto de gasolina de Petróleos Mexicanos.

Los vecinos del municipio de la Huasteca Veracruzana fueron trasladados hasta el auditorio municipal de la comunidad La Concepción, ubicada a 2 kilómetros de donde se presentó la fuga que está siendo controlada por personal de Pemex, elementos del Ejército y Protección Civil.

El fuerte olor del energético, generó temor entre la población de Tihuatlán, donde apenas el lunes fueron impactados por un accidente carretero que dejó dos personas muertas y 25 lesionados al chocar un autobús de pasajeros de la línea ABC con un tráiler de la empresa Tetra en la carretera federal México-Tuxpan.

En el caso de la fuga, el incidente ocasionó que en Acontitla, comunidad de apenas mil 500 habitantes, se suspendieran las clases de un plantel educativo, al ser evacuados más de 200 estudiantes de la escuela, que manifestaron problemas de irritación en los ojos, mareos y vómito ya que el olor del combustible se concentró allí.

Autoridades de la comunidad implementaron tanto acciones de evacuación, como de atención médica a quienes fueron afectados por la fuga que provocó el derrame de miles de litros del combustible.

Hasta el momento ni Pemex, ni Protección Civil estatal han emitido comunicado al respecto.

ISABEL ZAMUDIO