23 de julio de 2014 / 08:49 p.m.

China.- La compañía china Shenzhen Takee Technology desarrolló el primer teléfono inteligente con efecto tridimensional del mundo, un smartphone con capacidades holográficas en el que ya no será necesario tocar la pantalla para navegar.

El celular, llamado Takee 1, tiene el aspecto habitual de cualquier smartphone, pero se diferencia de sus homólogos por la capacidad de proyectar sobre la pantalla haces de luz que forman objetos en 3D que dan la sensación de estar "flotando" sobre el aparato.

El equipo es capaz de detectar la posición del usuario para ajustar la imagen de su interfaz en tiempo real y simular un efecto tridimensional, modificando el ángulo y los efectos de los iconos como si realmente fueran objetos físicos contenidos dentro del móvil, a través de su cámara frontal, desarrollada para videoconferencias, junto con una carcasa especial que integra cuatro sensores.

En cuanto a sus especificaciones técnicas, cuenta con una pantalla Full HD de 5,5 pulgadas, un procesador MediaTek de ocho núcleos, 2 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y una cámara trasera de 13 megapíxeles, pero con la particularidad de ofrecer una variante chapada en oro como complemento en sus versiones en blanco y negro.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL