28 de marzo de 2014 / 06:58 p.m.

El instituto Riken de Japón desarrollará un nuevo superordenador que costará alrededor de 140 mil millones de yenes (casi mil millones de euros).

El superordenador tendrá una capacidad computacional 100 veces mayor que su dispositivo K, que llegó a ser el más rápido del mundo cuando empezó a operar en 2011.

Se espera comience  a funcionar en torno al año 2020.

Esta nueva máquina será capaz de realizar un quintillón de computaciones por segundo, 100 veces más que el superordenador K, desarrollado conjuntamente por Riken y Fujitsu y que actualmente es el más potente de Japón y el cuarto del mundo.

Riken, institución financiada por el Gobierno nipón, liderará el desarrollo y realizará una licitación pública para buscar socios potenciales en el proyecto.

Agencias