16 de junio de 2013 / 02:03 p.m.

Alberto Ortiz fue titular de Desarrollo Urbano estatal.

 

Monterrey • La dueña del predio donde se pretendía construir un fraccionamiento en la comunidad de Los Adobes, en Montemorelos, es Susana Carpinteyro de Ortiz, esposa de Alberto Ortiz Certucha, quien fuera secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas durante el gobierno de Jorge Treviño Martínez.

El ex funcionario tuvo una gestión durante la cual atravesó una serie de polémicas y cuestionamientos, pese a lo cual ocupó el cargo hasta el final de la administración.

Una de las críticas más reiteradas en su contra fue la presunción de que emprendió negocios aprovechándose del cargo y el apoyo de su amigo, el entonces gobernador.

La recomendación de Ortiz Certucha llegó a Treviño Martínez directamente del entonces presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado, a quien Jorge Treviño le debía la candidatura, y aunque el resultado del proceso electoral fue muy cuestionado por la poca diferencia con la que le dieron el triunfo, también obtuvo el apoyo para asumir el cargo.

Entre las decisiones controversiales en las que participó Alberto Ortiz Certucha está también la expropiación de 204 hectáreas del ejido San Nicolás, en el municipio de Escobedo, con el propósito de generar una reserva territorial para vivienda y construir un parque regional que nunca se edificó, y donde finalmente se erigió el Consejo de Menores, un fraccionamiento y el centro comercial Plaza Sendero.

Cuando concluyó la administración de Treviño Martínez, Ortiz Certucha fue socio de la empresa privada Acosta Verde Promotora SA de CV.

En ese entonces, la compañía poseía un terreno de 147 mil metros cuadrados en la zona expropiada, donde se construyó Plaza Sendero, en su momento el más grande del norte del país.

Trascendió que su sociedad con esa empresa fue el pago que suscribió con el aval del entonces gobernador Treviño Martínez.

Y aunque el artículo 58 de la Ley General de Asentamientos Humanos, con vigencia en esa fecha, señalaba que esos terrenos expropiados no debían enajenarse a favor de promotores privados,, finalmente eso fue exactamente lo que sucedió.

Los afectados por la expropiación del ejido San Nicolás denunciaron en su momento que los terrenos eran utilizados para enriquecer a unos cuantos, e incluso promovieron amparos. Los recursos legales finalmente nunca prosperaron.

Otro de los proyectos en los que participó Ortiz Certucha fue el de la creación de Valle Oriente, junto al ex alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza, durante su primer mandato, entre 1988 y 1991.

Tanto Fernández Garza y Jorge Treviño Martínez señalaron en aquel entonces que ni el Ayuntamiento de San Pedro Garza García ni la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas estaban divorciados, por el contrario, presumían que trabajaban de manera coordinada en proyectos de reordenación y desarrollo del municipio.

VÍCTOR SALVADOR CANALES