OMAR RAMOS
9 de junio de 2013 / 03:54 p.m.

México • Tras escucharse temas pop emblemáticos de ayer ("Summer nights" de Vaselina) y hoy ("Single ladies"), One direction hizo lo propio al tomar el escenario del Foro Sol a las 20:40 horas, ante un auditorio repleto de fans (55 mil 800 cifra oficial) dispuestas a acabarse la voz a gritos y coros.

Las gradas del recinto retumbaron con los saltos al ritmo de "Up all night" y cada movimiento de los ídolos juveniles (enmarcados por un elaborado escenario de pantallas de leds) fue vitoreado.

Luciendo jeans y playeras sin mangas que dejaban ver sus múltiples tatuajes, Liam, Louis, Zayn, Harry y Niall llevaron al foro una elaborada producción con un completo juego de luces, lasers y plataformas, muy distante al sencillo escenario donde se presentaron en el Auditorio hace un año, muestra del exponencial crecimiento de popularidad.

"Quiero darles las gracias a todos por aquí, este es por mucho uno de los conciertos más grandes que hemos ofrecido" fue el saludo de Louis a sus fans, quienes silenciaban sus palabras con gritos ensordecedores.

Vino el turno de "I would" y "Heart attack". El coro de las dirctioners mexicanas era preciso, cada una de las palabras con la mejor pronunciación posible.

"¿Qué pasa? Esto es increíble muchas gracias", fue la presentación de Niall. Locura completa cuando el joven levantó una bandera de México. Mismo caso cuando Harry (popular por su alborotado cabello) gritó "¡Viva México!" y agradeció a su audiencia por los dos recitales que los británicos ofrecerán en México.

El éxito "One thing" dio fin al primer bloque del show para después mostrar un video con los cantantes en lo que pareciera una mañana rutinaria. Todos aparecieron en algún punto sin playera, y la demencia adolescente alcanzó su más alto nivel.

En una hora 50 minutos el grupo interpretó 21 temas, los emblemáticos como "Kiss you" y "Live while we're young" marcaron el final del recital, siendo su primer éxito "What makes you beautiful" la confirmación del fenómeno One direction en México.

Claves

Sortean obstáculos

Todas las avenidas alrededor del Foro Sol se volvieron un caos de tráfico antes de la presentación de One direction programada para las 20:15 horas. La imagen más recurrente fueron niñas y adolescentes abandonando los vehículos y caras largas de padres rogando por un estacionamiento. La primera barrera era derribada. Aquellas directioners con boletos se enfrentarían a la confusión de las entradas del Foro Sol (para muchas era su primera vez), para las que no tenían entradas, el desafió era grande: la reventa.

Los mitos sobre los altos precios en la reventa eran ciertos. Como ejemplo, un boleto de zona naranja con precio regular de 260 -- era venido en 2000 pesos "pero dime si lo quieres, ya tengo un comprador" dijo el revendedor sobre la alta demanda de las entradas. Encontrar un boleto por el doble de su precio real era una ganga.

Ya con boleto en mano, y antes de entrar al recinto, había que dejar tranquilos a los padres "Sí mamá, aquí te veo a las 10:30" decía una angustiada Sara, con el cuerpo lleno de energía lista para echarse a correr y desgarrarse la garganta "son niños, pero hay que cuidarlos bien. El trafico en la salida va a ser terrible, pero pues es por ellos" dijo la mamá de Sara. Las directioners sortearon todos los obstáculos con tal de estar al cien en la cita con sus ídolos.