15 de diciembre de 2013 / 08:09 p.m.

Monterrey.- La acción que realizó la alcaldesa de Monterrey de repartir desayunos escolares  afuera de una escuela y argumentar que la Secretaría de Educación le prohibió el acceso, tiene un afán protagónico, electorero y busca hacerse la víctima, declaró el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Eduardo Bailey.

El funcionario expresó que los alcaldes priistas antes invadir otras esferas que son competencia de otros niveles de gobierno, primero establecen una comunicación y coordinación adecuada con la Secretaría de Educación.

"Pareciera más bien un afán protagónico, un afán de proselitismo, de una vendetta política, de estar atrayendo reflectores haciéndose la víctima al tratar de repartir desayunos escolares afuera, en la calle de una escuela, es una actitud realmente protagónica con fines electorales.

"Lamentablemente nuestra alcaldesa de Monterrey, y lo digo con todo respeto para la señora Margarita Arellanes, ve a los ciudadanos de Monterrey como electores, no como ciudadanos, ella está con una gran responsabilidad, debe entender que el mandato para el que fue electa es para gobernar una ciudad tan importante como es la capital de nuestro estado, Monterrey y debe dedicarse y concentrarse en todas aquellas actividades y responsabilidades como el mantenimiento de los parques públicos como el que tenemos aquí, que es evidente el descuido en el que se encuentra", comentó.

El miércoles, ante la negativa que le dio la Secretaría de Educación para entregar desayunos escolares, la alcaldesa Margarita Arellanes repartió dicho apoyo a los alumnos de un jardín de niños, pero desde la calle.

Dicho evento se realizó afuera del jardín de niños María Teresa Quiroz en el Barrio Estrella en la zona de Ciudad Solidaridad, donde la munícipe comentó que el reparto se hizo en plena vía pública porque la Secretaría de Educación le prohibió entrar a los planteles educativos para realizar esta actividad.

REDACCIÓN