19 de septiembre de 2013 / 01:46 a.m.

Durango • A 15 minutos de la ciudad capital, por la carretera Durango-Parral, se encuentra la presa Peña del Águila, se trata de una presa que tiene capacidad de almacenaje de 31,734 millones de metros cúbicos, sin embargo en este momento su capacidad se ve rebasada hasta en 18 por ciento, lo que ha provocado un derrame de 254 mil metros cúbicos por segundo, por esa misma zona, cuatro poblados han quedado incomunicados por la creciente del río La Sauceda.

Desde la madrugada del pasado martes, el vertedero natural de esta presa comenzó a desfogar inmensas cantidades de agua, alertando a las autoridades que mantienen una vigilancia en esta zona a fin de prevenir algún siniestro.

La Presa Peña del Águila, tiene capacidad de más de 31 mil millones de metros cúbicos pero como resultado de las lluvias de fin de semana, actualmente tiene un almacenaje de 37 mil 694 millones de metros cúbicos es decir un 118 por ciento.

De manera similar se encuentra la presa Caboraca, la cual registra un almacenamiento de 106 por ciento de su capacidad y en este momento verte 196 mil 723 mil metros cúbicos por segundo, ésta a su vez alimenta el río La Sauceda que atraviesa el municipio de Canatlán y pueblos aledaños, algunos de estos han quedado incomunicados por la creciente del río.

Guadalupe Bueno, habitante del poblado San José de Gracia, expresó que desde la noche del pasado martes la crecida del río dejó incomunicados a los poblados Martín López, Nogales, Nicolás Bravo y San José de Gracia, los cuales suman una población de aproximadamente cinco mil personas.

“Estamos incomunicados, no podemos salir, ni entrar a nuestros pueblos, yo me quedé de este lado, pero si quiero ir a mi casa tengo que hacer un rodeo muy grande, esta es la mejor entrada que tenemos”, dijo Don Guadalupe mirando el río que cubría la carretera que va a su pueblo.

Se trata del cauce del río La Sauceda que alcanzó una profundidad de alrededor de cinco metros, lo que se traduce en un peligro para quien pretenda cruzar, la fuerza de la corriente arrastraría cualquier embarcación.

Don Guadalupe Bueno pide a las autoridades apoyo para poder llegar a su casa y que los habitantes de estos cuatro poblados puedan salir a sus actividades ya que muchos trabajan en los municipios cercanos.

Protección Civil del estado realiza recorridos aéreos por diversas zonas de la entidad para revisar las condiciones que guardan caminos vecinales y carreteras, así como las condiciones de la población, por lo que se espera en las próximas horas lleguen al margen de este río y apoyen a los pobladores que se encuentran incomunicados.

El entrevistado señaló que es necesario tener un puente, pues en casos de emergencia como un enfermo, no se podría atender o trasladar a la cabecera más cercana a recibir atención médica.

SILVIA AYALA