28 de julio de 2013 / 09:22 p.m.

El mediocampista mexicano Andrés Guardado, quien juega en el Valencia, descansó mientras el resto de sus compañeros se ejercitaron en las instalaciones del club, debido a la lesión que sufrió la víspera durante el duelo ante AC Milan.

Este sábado Andrés Guardado, quien ingresó de cambio en el partido frente a los Rossoneri, tuvo un fuerte choque con un rival, tras una barrida, lo cual lo obligó a abandonar el partido, que ganó el club italiano 2-1.

El jugador jalisciense no entrenó este domingo por recomendación médica y decisión del estratega serbio Miroslav Djukic, y será hasta este lunes cuando se le realicen los exámenes correspondientes para conocer la gravedad de la lesión.

El "Principito" presentó molestias en la rodilla y tobillo de la pierna derecha, así que no trabajó en la sesión de este domingo, en la que la gran novedad fue la presencia del atacante español Roberto Soldado, quien por vez primera se puso bajo las órdenes de Djukic.

Tras el partido, el entrenador del cuadro Che dijo que desconocía la lesión del seleccionado tricolor: "Tiene una fuerte contusión en la rodilla. Vamos a explorarle para ver la gravedad".

Una vez que se conozca más sobre la lesión del futbolista mexicano, se determinará si efectuará el viaje a Estados Unidos donde el equipo naranjero continuará con su pretemporada. Además de Andrés Guardado, tampoco se ejercitó Juan Beñat, quien presentó problemas estomacales.

Guardado está por afrontar su segunda temporada con los valencianos, club en el que ha dejado de ser volante por izquierda para convertirse en lateral.

El Valencia perdió en Mestalla en el inicio del torneo amistoso "Guinness International Champions Cup", en el que el resto del certamen se jugará en suelo estadunidense, por lo que ya no tiene opciones de luchar por el campeonato y ahora enfrentará, el 4 de agosto entrante, al perdedor del encuentro entre Inter de Milán y Chelsea.

NOTIMEX