— JUAN LEVARIO
25 de junio de 2013 / 01:41 p.m.

A más de dos semanas de la desaparición del chef argentino Federico Tobares, ocurrida en la ciudad de Guadalajara, la Fiscalía Central del estado solicitó al estado de Michoacán el vehículo que manejaba cuando se tuvo contacto con él por última vez.

Al respecto, el titular del despacho de la Fiscalía Regional Zona Centro, Jorge Villaseñor Martínez, mencionó: “Se tiene contacto ya con algunas entidades federativas, principalmente con la de Michoacán, que fue donde se encontró el vehículo automotor que traía al momento de su desaparición. Están por ponerlo a disposición para la realización de los peritajes correspondientes”.

La camioneta Dodge Caliber color plata, con placas del estado de San Luis Potosí, modelo 2009, fue hallada en el municipio de La Piedad, Michoacán, en el fraccionamiento Jardínes del Cerro Grande, un par de días después de la desaparición.

Acerca de los indicios en la unidad, Villaseñor Martínez planteó: “Únicamente tenemos la información, vía telefónica, que no hay manchas hemáticas, no hay desorden dentro del vehículo, solamente que apareció abandonado”.

Agregó que, como parte de las investigaciones, dentro de la averiguación previa iniciada por el agente del Ministerio Público, se está rastreando el uso que pudieran tener las tarjetas bancarias que portaba consigo el argentino desaparecido.

La Policía Investigadora de la corporación ya tiene indicaciones para realizar la búsqueda de Tobares, dijo el fiscal, y están en comunicación con el padre de la víctima.

Se sabe que el 5 de junio, Tobares iba hablando por teléfono con su novia y en determinado momento se interrumpió la comunicación cuando conducía por el rumbo del centro comercial Plaza del Sol. No volvieron a saber de él.

El encargado de la Fiscalía aseguró que se ha descartado que se trate de un secuestro, pues hasta el momento no se ha exigido dinero para su rescate, pero no reveló cuál sería la línea de investigación por el sigilo de las indagatorias.