17 de julio de 2013 / 01:50 a.m.

Monterrey.- Aunque evitó pronunciarse sobre su desaparición o el relevo de sus integrantes, el gobernador Rodrigo Medina aseguró que todas las instituciones, entre ellas la Comisión de Transparencia, están obligadas a revisar su actuación y mejorar las condiciones.

El mandatario sostuvo que debe existir un compromiso firme con este propósito, a fin de detectar posibles áreas de oportunidad que generen un mejor servicio al ciudadano.

No obstante, recordó que se trata de un organismo autónomo y, por ende, será el Congreso quien decida la permanencia de los comisionados o si debe desaparecer.

"No quisiera yo opinar tan específicamente porque no depende de nosotros y tenemos que ser congruentes con esa autonomía constitucional que tienen, ellos tendrán que tomar sus decisiones, el Congreso sin duda tiene una participación activa en esto y nosotros estaremos para lo que se ofrezca".

"Siempre, siempre buscamos que haya calidad, yo no quiero calificarlo, simplemente las instituciones debemos de asegurarnos de que así sea", sentenció.

Este mes de julio se cumplen 10 años desde la creación de la Comisión de Transparencia, y si bien ex integrantes del organismo como Luis Manuel Garza se pronunciaron a favor de eliminarla, otras voces abogaron por un replanteamiento.

Milenio Monterrey presentó esta semana una cronología de las actividades de la citada comisión, que se ha visto inmiscuida en varias polémicas, además de la inhabilitación de dos de sus integrantes originales por anomalías detectadas.

Al ser cuestionado ayer, Medina indicó que la decisión se encuentra en manos de los diputados locales, que por ley, designan a los comisionados y es la instancia encargada de aprobar reformas al marco legal de la CTAINL.

Luis García