28 de agosto de 2013 / 03:32 p.m.

""Sería algo que tendríamos que ver con mi abogada, en ese caso yo ya quisiera dejar todo así, ya no quiero otro proceso"", afirmó en entrevista con Héctor Diego Medina para MILENIO Televisión.

La joven originaria del ejido La Palma del municipio de Tamuín en la región Huasteca denunció que las autoridades la trataron “muy mal” y que incluso cuando la dejaron en libertad no le informaron que continuaba un proceso.

Consideró como ""una experiencia muy dura"" la acusación que enfrentó, ya que ""me han incriminado, me han juzgado y criticado y no han tenido pruebas"".

Relató que cuando ocurrió el aborto tenía seis semanas de embarazo y que la doctora que se encargó de ella la condicionó a responder unas preguntas para brindarle atención médica.

Consideró que de esto aprendió y por ello hizo un llamado a las mujeres que pasen por una situación parecida a ""que busquen ayuda especializada y que defendamos nuestros derechos"".

Redacción