22 de agosto de 2013 / 12:36 a.m.

Monterrey • Al advertir que se trata de un asunto entre particulares, el Gobierno del Estado descartó intervenir ó juzgar si los cinco millones de pesos ofrecidos a los deudos del Casino Royale como pago de indemnización es una cantidad justa.

Jorge Domene, titular de la Oficina de la Gubernatura, señaló que la participación de la autoridad estatal se limita a observar que todos los pasos se mantengan dentro de los preceptos legales, por lo que no buscarán un diálogo con la aseguradora para incrementar esta cifra.

"Sabemos que esto obedece a un proceso que está establecido de acuerdo a una póliza del dueño del recinto, en donde el seguro está haciendo esta propuesta a los familiares de los fallecidos y que el Gobierno ha estado apoyando.

"Pues es que ahí no podemos juzgar si la cantidad es justa o injusta, es una póliza que estaba establecida y que se está realizando de esa manera (…) esto está establecido en una póliza que así estaba estipulada, y aquí lo que está cuidando el Gobierno es que se cumpla con lo que dice esa póliza y que en la medida de lo posible podamos coadyuvar si es que hay alguna injusticia", subrayó el funcionario.

Esta semana se dio a conocer la propuesta de indemnización para los familiares de las 52 víctimas, a quienes les correspondería poco menos de 100 mil pesos por la tragedia ocurrida el 25 de agosto del 2011.

No obstante, la representación de los deudos ha rechazado esta cantidad, al igual que los diputados locales, por considerar ambos que es una cifra muy baja que no compensa la magnitud del suceso.

Domene señaló que dentro del proceso también se analiza la instalación del memorial a las víctimas en algún punto de la Macroplaza, pero acotó que todavía no existe una definición al respecto.

La creación de un espacio específico para recordar a los fallecidos en el suceso es una de las recomendaciones realizadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos como parte del resarcimiento a los familiares.

"Se han estado viendo distintos lugares, ha habido acercamiento con los interesados de los familiares en este caso, más no hay un lugar definido hasta estos momentos. Se planteó (la Macroplaza) como posibilidad, no está ahorita definido", explicó.

Este domingo se cumplen dos años de la tragedia, y en este marco, el Gobierno estatal anunció que no existe ningún cargo pendiente en contra del propietario del casino, Raúl Rocha, quien rindió su declaración a la PGR desde el extranjero, en tanto que Nuevo León no lo busca más en relación a este caso.

LUIS GARCÍA