18 de septiembre de 2013 / 11:26 p.m.

Alfonso Jiménez, jefe de los servicios médicos de Cruz Azul, rechazó que la necesidad de volver a operar al mediocampista Pablo Barrera de la rodilla derecha, se deba a que la intervención que le hizo el médico Rafael Ortega haya estado mal.

"No se puede hablar de una mala operación, si hubiera (sido) una mala operación desde momentos antes de la rehabilitación nos hubiéramos dado cuenta de eso. Estuvimos yendo a valoraciones. Son reacciones propias del organismo que se van dando, sería un pecado decir que fue operado mal", señaló Jiménez.

Barrera fue operado del ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha el 5 de septiembre de 2012 por el médico Rafael Ortega, especialista en este tipo de intervenciones.

No obstante, el jugador de "La Máquina" no ha dejado de sentir molestias en la articulación y esto se debió a una reabsorción del injerto que le fue colocado en esa primera operación, y por ello se generó una inestabilidad en la zona afectada y antes de que cause daño a otra parte de la rodilla será llevado nuevamente al quirófano.

"Se saca un tendón (y se injerta) y por eso se va convirtiendo en ligamento, por eso es que se tarda seis meses (la rehabilitación), ese es el tiempo del proceso en el que el organismo lo absorbe y lo convierte en ligamento."En este caso, el organismo reaccionó de otra manera reabsorbiendo este tendón, y llegó un momento en que no había ligamento y esto produce una inestabilidad de la rodilla", explicó.

Dijo que para afrontar esta situación lo que Barrera decidió hacer fue "fortalecimiento (de la rodilla) para ver qué tanto se podía ganar y en ese caso sí se mejoró".

Agregó que "podía hacer desplazamiento rápidos, pero platicando con Pablo él decidió operarse porque cuando la mejoría no es la que se esperaba lo que procede es hacer una cirugía porque es una rodilla inestable y llega a haber sobrecargas y eso va dañando los meniscos y más adelante puede necesitar una cirugía mayor".

De acuerdo con el médico de "La Máquina", "ahora es cosa técnica de la que se operó, se llama hueso-tendón-hueso, en la cual se toma un pedazo del tendón rotuliano y se coloca para que se vuelva ligamento. En la otra, se toma un fragmento de la parte interior de la pierna, es diferente".

En conferencia de prensa, Jiménez aseguró que esta tercera operación, segunda en la rodilla derecha para Barrera, el riesgo de que quede mal es mucho menor por el tipo de técnica que se utiliza.

"El riesgo es menor según las estadísticas, de por sí el riesgo es bajo, por eso no es una situación que se dé tan común y es más remoto que se llegue a dar con esta técnica, por eso se va a utilizar al médico (Santiago Echavarría), especialista en ese tipo de cirugías, la practica mucho".