10 de febrero de 2013 / 01:34 a.m.

Monterrey.-   • El secretario de Educación en Nuevo León, José Antonio González Treviño, descartó que, en sus protestas en torno a las reformas educativas, el sector magisterial vaya a afectar la labor en las aulas.

El funcionario estatal dijo que los maestros han respetado este aspecto y han realizado sus actividades de inconformidad cuidando no afectar las actividades de enseñanza.

-¿No esperan que afecte las clases?

“Definitivamente, ellos han respetado, han realizado sus actividades de información, de inconformidad en algunos aspectos que marcan las reformas, pero siempre respetando que no se interrumpan las actividades escolares en cada una de las escuelas; pero conforme vayamos avanzando en todo este proceso en la ley reglamentaria consideramos que sí se deben aclarar todos los aspectos, para que todos nuestros maestros en servicio tengan la tranquilidad de que serán respetados sus derechos adquiridos”, comentó.

Desde el 31 de enero, maestros de las secciones 50 y 12 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) iniciaron una serie de protestas que arrancó con su presencia en el Congreso del Estado.

Los docentes argumentaron que la Reforma Educativa apoya la privatización de la educación, el regreso de las cuotas escolares y una evaluación inequitativa sólo a los maestros y no al sistema educativo en general.

La minuta enviada por el Congreso de la Unión y propuesta por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ya fue aprobada en casi todos los estados, por lo que ya se trata de una reforma constitucional.

González Treviño expresó que en la entidad el Gobierno siempre ha llevado una relación muy cordial con las organizaciones sindicales, ya que siempre han manifestado disposición para sumarse a todas las acciones que garanticen la calidad de la educación.

“Dentro de las reformas que van en curso a la Ley de Educación, está garantizada la educación pública y gratuita, ese no es tema, no está a discusión; pensamos que estas reformas que se están llevando a cabo van a beneficiar a los padres de familia, a los alumnos de educación básica y van a beneficiar también a los maestros, siempre garantizando los derechos adquiridos de los maestros en servicio.

“Yo creo que, ya cuando se trabaje la ley reglamentaria, se van a precisar todos los aspectos, para que se dé la información y que esta ley beneficie a todos los actores principales de los sistemas educativos que son los padres de familia, nuestros alumnos y, particularmente, muy importante, el beneficio de nuestros maestros en servicio”, dijo González Treviño.

RICARDO ALANÍS