QUADRATÍN
4 de junio de 2013 / 12:21 a.m.

Morelia • El zar pro Seguridad, Alberto Reyes Vaca, descartó de acuerdo a sus primeros informes que elementos de la Policía Estatal de Caminos y Preventivos hayan realizado alguna detonación de arma de fuego para someter al presunto delincuente, quien tenía a una mujer como rehén y se encontraba armado.

Sin embargo, un familiar de la occisa señaló que el sujeto se agachó y desde su perspectiva fue una bala detonada por los policías lo que provocó la muerte de ambos.

En entrevista en el lugar de los hechos, el funcionario explicó que los efectivos actuaron conforme a lo establecido en los protocolos de seguridad y descartó rotundamente que hayan efectuado un solo disparo para someter al presunto delincuente.

Ratificó que se trató de un suicidio por parte del sospecho y el mismo disparo asesinó a la mujer que tenía como rehén; de igual forma dijo que será el Ministerio Público el que realice las investigaciones en torno a los hechos y el que descarte cualquier posibilidad.

Los hechos ocurrieron en el Colegio de San Miguel, a la altura de la calle con el mismo nombre al filo de las 16:20 horas de este lunes, cuando elementos de la policía estatal fueron alertados de que un sujeto atacó a elementos de la Policía Estatal de Caminos en la salida a Charo, lo que provocó que se diera una persecución que culminó en citado lugar.

Cuando el sujeto que era perseguido por elementos de Tránsito, tomó como rehén a una mujer que pasaba por el lugar para evitar ser detenido y amenazaba con asesinarla sino lo dejaban en libertad y al verse rodeado presuntamente decidió quitarse la vida y el disparo alcanzó a la mujer quien falleció al instante.

La mujer respondía al nombre de María Beatriz Pérez Cortés, quien tenía su domicilio en la citada calle y misma que aparentemente había salido de su vivienda para comprar tortillas cuando fue sometida.