12 de marzo de 2013 / 03:42 p.m.

El alcalde de Tarímbaro, Michoacán, Benjamín Páramo, descartó amenazas contra Salvador González Magaña, quien se desempeñaba como director de Seguridad Pública en el municipio, antes de ser asesinado ayer en la población de Cuitzillo El Grande.

En entrevista en Milenio, el funcionario explicó que, según los “primeros indicios”, el mando policiaco habría sido ejecutado en el mismo lugar donde fue hallado su cuerpo, sin conocer todavía alguna línea de investigación.

"“No encontramos motivos para que esto haya sucedido"”, mencionó

Pero adelantó que la Procuraduría estatal está en el proceso de investigación, por lo que confió en tener prontos resultados.

Respecto a una posible escalada de los niveles de inseguridad en la zona, el alcalde de Tarímbaro descartó que otros funcionarios hayan pedido garantías de seguridad, pues presumió que los habitantes vivían con tranquilidad.

Redacción