9 de mayo de 2013 / 05:51 p.m.

Monterrey • La Procuraduría de Justicia dio por concluida las averiguaciones sobre la presunta responsabilidad de empleados del Hospital Metropolitano, tras el rapto de un bebé el pasado lunes.

En rueda de prensa, Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad en el Estado, sentenció que una vez que todos rindieron su declaración se descartó la complicidad de empleados con la mujer de 34 años que secuestró al niño Ricardo de Jesús.

"Ya se hizo, como dijimos desde las primeras horas, la Procuraduría estuvo interrogando y platicando con el personal de seguridad y con algunas personas del área de enfermería, hasta estos momentos no se ha detectado que haya alguna complicidad en lo que ocurrió, esta persona actuó por su propia mano y esto deslinda ya la responsabilidad de algún trabajador, ya sea externo o al interior del hospital", dijo Domene Zambrano.

Reveló que en total se investigó a nueve empleados, entre custodios y enfermeras, pero todos quedaron libres de sospecha.

Por otra parte dijo que se revisará la actuación de empresa de seguridad contratada por el Hospital Metropolitano y se verá la factibilidad de cambiarla en caso de ser necesario.

LUIS GARCÍA