11 de abril de 2014 / 04:45 p.m.

Madrid.-El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio "Lula" da Silva, descartó que la contribución de las economías emergentes al crecimiento mundial sea "efímera o transitoria", ya que "gozan de buena salud".

En un artículo de opinión publicado este viernes en el diario El País, el ex mandatario criticó las opiniones sobre la fragilidad económica de países emergentes, ya que no consideran factores internos y externos que aseguran su fortalecimiento.

Recordó que los países emergentes fueron los que mejor aguantaron la crisis financiera iniciada en 2008, ayudaron a evitar una depresión total, aunque sí les afectó por la expansión de la crisis y los efectos en la economía mundial.

"Lula" da Silva pidió "evitar las ovaciones incoherentes y las alarmas infundadas” al momento de evaluar las economías de los países en el contexto internacional, y tener “más rigor y ausencia de prejuicios" al hacerlo.

Expuso que se trata de economías que se han fortalecido con las exportaciones, pero que en los últimos años han creado mercados internos capaces de absorber los productos de los países desarrollados.

Del caso de China, destacó que mientras su crecimiento es de 7 por ciento, respecto al 14 por ciento en años recientes, su base en miles de millones de dólares es superior en la actualidad, a la vez que su base de reservas y ahorros le permite continuar su inversión exterior.

Sobre Brasil, defendió que no solo es capaz de mantener sus logros económicos y sociales, sino de continuar avanzando, como lo muestran todos los indicadores económicos, y "habría tomado la delantera si la crisis mundial no hubiera impactado así en el crédito y comercio mundial".

Aseguró que Brasil creó desde 2008 10.5 millones de empleos, mientras según la Organización Mundial del Trabajo se destruyeron en el mundo 62 millones de puestos de trabajo, por lo que es el mejor indicador de la salud económica del país.

"Lula" enfatizó que por todo ello, los países emergentes "no van a salir de escena", y su papel en la economía mundial "no es ni efímero ni transitorio", por lo que continuará su contribución en el nuevo ciclo económico.

Notimex