16 de enero de 2013 / 08:34 p.m.

La Secretaría de Obras Públicas de NL anunció que aumentará la cimentación de la misma pese a que la construcción de las nuevas gazas y carriles en Constitución y Zaragoza pasará a unos centímetros de la escultura.

 

Monterrey.- La Secretaría de Obras Públicas no cambiará de sitio la escultura "Homenaje al Sol" de Rufino Tamayo, a pesar de que las perforaciones en el subsuelo para construir los muros de contención del multimodal Zaragoza-Zuazua, pasarán sólo a unos centímetros de su cimentación.

Así lo anunció Eduardo Dueñas, director de Ejecución de Proyectos Especiales de la dependencia estatal e informó que ya se han realizado estudios de la configuración de la zapata actual, que junto con el monumento tiene un peso aproximado a las 230 toneladas.

Añadió que antes de edificar los muros de contención, se estabilizará la estructura con cuatro pilotes de 17 metros de profundidad, los cuales se integrarán a la zapata existente reforzando la estructura en una sola pieza gracias a estos nuevos castillos.

Detalló también que estos trabajos integrarán en uno, los sistemas de cimentado de tal manera que la estructura trabajará en conjunto como una sola pieza.

Eduardo Dueñas detalló que con el propósito de garantizar la estabilidad de la escultura se colocarán cuatro tensores con cables de acero, para apuntalar el monumento, los cuales se retirarán una vez concluidos los trabajos de cimentación.

Esta operación constructiva se realizará con la ayuda de grúas, ya que la escultura de acero mide 25 metros, es de configuración vertical y tiene un peso de 30 toneladas.

La escultura "Homenaje al Sol" la realizó el artista oaxaqueño, Rufino Tamayo y fue colocada en su sitio frente a la fachada sur del Palacio Municipal de Monterrey el 30 de enero de 1980, en 15 días cumplirá 33 años.

Fue creada para honrar a los nómadas y nativos del noreste que consideraban al sol como un Dios; en eso pensó el Grupo Alfa cuando le pidió a Tamayo una obra artística que también reconociera el tesón de los regiomontanos.

Homenaje al Sol también rinde un tributo al trabajo y la constancia del regiomontano y simboliza lo que para las antiguas culturas, representaba el astro rey.

Tamayo la diseñó en Monterrey, definió sus colores, y realizó un boceto en cartón, luego autorizó que la fabricaran en los talleres de Hylsa.

"Una réplica del Homenaje al Sol está en las actuales instalaciones del Centro Cultural Alfa, y de acuerdo a historiadores, es candidata a ser parte de los Siete Tesoros de Nuevo León", expresó el funcionario estatal.

La escultura de vigas de acero tiene una altura de 25 metros y su disco solar mide 5.34 metros.

REDACCIÓN