24 de enero de 2013 / 03:13 p.m.

Apodaca • El gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, reiteró que acatará las recomendaciones realizadas por la CEDH en el caso del casino Royale, sin embargo se fue por la tangente cuando se le cuestionó sobre las sanciones a las autoridades que por omisión o acción indebido tuvieron responsabilidad en estos hechos.

Aunque la recomendación CEDH 103/2012 incluye las sanciones administrativas o penales que correspondan al caso, el mandatario estatal se limitó a señalar que los hechos fueron perpetrados por criminales ya condenados, y no por funcionarios públicos.

“"Las investigaciones que iniciaron siguen su curso, y ahí el caso ya tiene meses trabajándose, y principalmente y no hay que olvidar de dónde surge esto y quiénes lo provocaron, porque quienes provocaron este incendio, y por supuesto la muerte de estas personas inocentes, son los criminales, no las autoridades; son los criminales y son ellos quienes, algunos de ellos están ya tras las rejas y otros han caído abatidos en enfrentamientos"”.

En cuanto al memorial para las víctimas, cuya construcción también obra en la recomendación realizada por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, el gobernador afirmó que se procederá a su construcción previa consulta con las víctimas.

Reiteró que acatarán todas las disposiciones emitidas por la CEDH, y dijo que el monumento, que servirá como recordatorio para los familiares de las víctimas, será proyectado una vez que se hable con ellos, y se escuchen sus peticiones y propuestas.

“"Ahí estamos trabajando con los familiares de las víctimas, tenemos que respetar mucho lo que ellos decidan y lo que ellos quieran, no es lo que finalmente el estado o el gobernador defina, sino que sean ellos mismos los que propongan y sugieran qué es lo que desean para que esto se pueda llevar a cabo, y estamos en la mejor disposición de trabajar con ellos"”, explicó.

Añadió que, como lo dijeron desde el primer momento, están en la mejor disposición de cubrir todos los puntos de la recomendación y la Secretaría General de Gobierno ya se encuentra trabajando en el particular.

Sin embargo, fue enfático en relación a la disculpa pública y aclaró que ésta no debía pedirse por parte de su persona o investidura.

“"La disculpa pública no era para el gobernador, no iba dirigida para nosotros, nosotros vamos a acatar, obviamente, y estamos trabajando de la mano con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, hemos estado muy cerca de los familiares de las víctimas un servidor en lo personal y todo mi equipo de trabajo estamos muy atentos a las necesidades que los familiares puedan tener y así vamos a seguir.

“"Vamos a seguir muy cerca de ellos y muy cerca también de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, hay que tomarlos en cuenta en todo esto, se han tenido varias reuniones, yo en lo personal he estado reunido con la presidenta, el secretario general de Gobierno, el procurador"”, indicó el mandatario.

DANIELA MENDOZA LUNA