16 de mayo de 2013 / 02:12 a.m.

Monterrey.- • Con la mejoría en los índices de seguridad, también han ido a la baja las denuncias en contra de corporaciones de seguridad por violaciones a los derechos humanos, informó la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

Minerva Martínez, presidenta de la CEDH, comentó que, al menos en un 40 por ciento, se redujeron las denuncias en contra de las policías Ministerial, la Regia y Fuerza Civil, en lo que va de 2013, comparado con 2012.

"En lo que va del año, vemos la estadística que han bajado las quejas en el área de seguridad. La policía o las quejas contra la Policía Ministerial han bajado como un 40 por ciento, en el caso del municipio de Monterrey, que es de los municipios que más quejas tienen, pues sí hemos observado una baja considerable en cuanto a las quejas".

"En el caso de Fuerza Civil, encontramos que se ha mantenido en el mismo número de quejas, hablando de los primeros meses del año comparados con los de 2012 y esperamos que sigan bajando", explicó.

En los últimos años, en la entidad las denuncias en contra de corporaciones de seguridad se habían ido al alza, debido a los problemas de inseguridad que se conocieron y que derivó en parte en la infiltración de los cuerpos policiacos por parte de integrantes de la delincuencia organizada.

Sin embargo, actualmente, las policías municipales y estatales se han saneado casi al cien por ciento.

La presidenta del organismo exhortó a la ciudadanía a acudir ante esta comisión a presentar su respectiva denuncia, si es que se violan sus derechos humanos por parte de representantes de corporaciones de seguridad.

También conminó a los diputados locales a legislar sobre el uso legítimo de la fuerza y así evitar abusos de la autoridad.

"Al ciudadano, insistirle que si considera que se violentan sus derechos humanos, acudan a la comisión, porque es importante esa denuncia para nosotros, y, por otro lado, a la autoridad, insistirle en que se capacite para que conozca cuáles son los derechos de los ciudadanos que tiene que respetar, cómo debe ser su trabajo, el uso legítimo de la fuerza; y al Congreso del Estado, una exhortación muy respetuosa para que se legisle en el uso legítimo de la fuerza", comentó.

RICARDO ALANÍS