5 de agosto de 2013 / 10:39 p.m.

Culiacán • La Procuraduría General de Justicia de Sinaloa dijo desconocer si en el enfrentamiento registrado el pasado sábado entre el Ejército y un grupo de sicarios en la colonia Vallado en Culiacán, haya sido abatido el presunto lugarteniente de Joaquín El Chapo Guzmán, conocido como “El 50?.

En entrevista con los medios locales, el vocero de dicha fiscalía, Víctor Hugo Espinoza Valenzuela, se limitó a proporcionar únicamente la identidad de los tres presuntos narcotraficantes abatidos en el “choque” con los militares.

Dijo que se trata de Leonardo Quintero Barrera, de 21 años, cuyo cuerpo quedó a un costado de la camioneta Tacoma incendiada por el intercambio de tiros.

“Este joven tenía su residencia en Culiacán y de acuerdo a la información de la PGJE, no contaba con antecedentes penales”, indicó.

Asimismo Juan Francisco Armendaríz Solis, de 22 años, originario de Ciudad Obregón Sonora, quien fue abatido en la entrada de la vivienda donde se acantonaron.

Espinoza Valenzuela dijo que el tercer sicario identificado como Carlos Adrián Guardado Salcido, de 32 años, oriundo del municipio de Los Mochis, resultó ser ex policía de Baja California y también estuvo adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Ahome en el 2006.

Detalló que al buscar en el sistema de identificación de huellas dactilares conocido como Afis arrojó que en el 2005 ingresó al Octavo Batallón de Infantería con sede en Mazatlán dentro del personal administrativo y que se desconocen las causas de su salida.

El vocero de la fiscalía dijo que la joven que se encontraba en el interior del inmueble junto con los gatilleros, fue puesta ante la justicia para adolescentes y se reservan sus datos por ser menor de edad, los delitos que se le acusan comentó son federales.

Detalló que los soldados, los agentes de la Policía Estatal y Ministerial así como los dos civiles que resultaron lesionados en la balacera ya se encuentran estables.

Se trata de los efectivos Buenaventura Tapia Flores, Valdemar Cosme y Antonio Aguilar Vargas, y el civil identificado como Jorge Castillo, de la menor lesionada no se proporcionó información.

Finalmente Espinoza Valenzuela reveló que los cuerpos de los tres presuntos sicarios ya fueron entregados a las personas que se identificaron como familiares.

— CYNTHIA VALDEZ