25 de julio de 2013 / 01:10 a.m.

El Senado francés, luego de una investigación de cinco meses para combatir el dopaje, presentó el miércoles un reporte que confirma lo que muchos ciclistas han dicho durante años: El uso de la sustancia prohibida EPO fue rampante en este deporte a finales de la década de 1990, antes de que se creara un análisis para detectar la droga.

Pantani fue suspendido en 1999 del Giro de Italia después de que dio positivo en una prueba aleatoria de sangre, y su carrera quedó manchada por varias investigaciones de dopaje. Pantani falleció en 2004, a los 34 años, por una sobredosis accidental de cocaína.

Ullrich, quien ganó el Tour en 1997, ha admitido que empleó procedimientos para aumentar el número de glóbulos rojos en su sangre, y el año pasado se le despojó del tercer lugar que obtuvo en el Tour de 2005.

El Tour de Francia de 1998 quedará en la memoria por los escándalos que surgieron tras el descubrimiento de toda una operación de dopaje en el equipo francés Festina. La intervención policial posterior llevó a que siete de los 21 equipos inscritos originalmente para la competición se retiraran de ésta o fueran expulsados.

Otros ciclistas conocidos cuyos análisis antidopaje fueron revelados el miércoles por el reporte del Senado incluyen al italiano Mario Cipollini, ganador de dos etapas, y al francés Laurent Jalabert. El estadounidense Kevin Livingston, quien ocupó el 17mo lugar en el Tour de aquel año, dio también positivo de EPO, según los documentos incluidos en el informe.

Los senadores enfatizaron que la revelación de datos relacionados con el Tour de 1998 abarcaba sólo unas cuantas páginas de las 800 de las que consta el reporte difundido el miércoles, cuya mayor parte se concentra en determinar la magnitud del problema del dopaje en el deporte y en identificar formas de reforzar las medidas para su combate.

AP