9 de marzo de 2013 / 12:07 a.m.

Monterrey.- • El comerciante que fue secuestrado por un comando armado el pasado jueves en el municipio de Santiago, Nuevo León, logró escapar de sus captores en un descuido de estos, cuando presuntamente habían llamado a la familia para exigirles un rescate.

En rueda de prensa, el vocero de Seguridad en el Estado, Jorge Domene Zambrano, informó que aún no cuentan con una denuncia formal de los hechos, por lo que desconocen cómo ocurrieron, sólo saben que había una persona secuestrada y que este era propietario de una refaccionaría.

"Sí fue un plagio el que ocurrió, afortunadamente horas después la persona quedó en libertad, él logró escapar de sus captores sin haber hecho algún rescate. Si había la intención de solicitar alguna cantidad, se logró hacer una llamada solamente a los familiares y en algún descuido de los captores, él logró escapar sin que haya presentado denuncia", señaló Domene Zambrano.

El funcionario estatal mencionó que los hechos ocurrieron en la comunidad de Santiago, aparentemente en la refaccionaría propiedad de la persona plagiada de quien se reservó sus datos para no entorpecer las investigaciones del caso.

Una fuente allegada a las investigaciones del secuestro, dijo que la refaccionaría se ubica muy cerca de donde hace poco más de un mes, un grupo armado intentó secuestrar a otro comerciante, por lo que el afectado desarmó a uno de los plagiarios y lo asesinó con su propia arma.

El secuestro fue reportado en la única refaccionaría que está en el kilómetro 242 de la Carretera Nacional, en El Álamo, donde el grupo armado presuntamente llegó al negocio en dos camionetas para levantar al propietario.

Ahora esperan las autoridades que se asiente la formal denuncia de los hechos para que se busque a los responsables del plagio, quienes no alcanzaron a pedir un rescate por el secuestro.

ALBERTO VÁSQUEZ