5 de marzo de 2013 / 02:44 p.m.

En el accidente registrado en un negocio de venta de tortillas de harina en la colonia 4 de diciembre, resultó con quemaduras en el rostro y en las manos el despachador de gas identificado como Roberto Martínez.

Monterrey.- • La falta de atención de un despachador de gas provocó un gran susto y que las tortillas de harina no llegaran a varias mesas, luego de que un descuido al llenar un tanque provocara un flamazo en la colonia 4 de diciembre, al norte de Monterrey.

Los hechos ocurrieron cuando una pipa para suministrar gas arribara a la casa marcada con el 7026 de la calle Mier y Noriega, entre Benítez y Lázaro Garza Ayala, en la citada colonia, en donde además de servir de vivienda se trabajaba en la parte baja como una tortillería de productos de harina.

Sin embargo, cuando el asistente del despachador de gas comenzó a llenar el tanque de 3 mil litros, encendió un foco para verificar que las mangueras estuvieran en correcta instalación, calentando el sitio y provocando el flamazo.

Afortunadamente para los habitantes de la casa y los compradores de las tortillas de harina, no hubo más que daños materiales en el sitio, afectando solamente el área donde se realizaba la preparación de los alimentos, aunque sin vidas que lamentar.

Aún así, el único lesionado fue el despachador de gas, Roberto Martínez de 39 años, y quien fuera trasladado por paramédicos de Cruz Verde Monterrey al Hospital de Zona con lesiones de primer grado en rostro y de segundo grado en manos y brazos.

Durante varios minutos personal de Protección Civil del Estado, Protección Civil Monterrey y Bomberos de Nuevo León, trabajaron en la zona para eliminar cualquier riesgo, así como sacar de la vivienda el tanque a medio llenar y destaparlo para que saliera el gas a toda fuerza, evitando con ello un daño aún mayor ante la vista de decenas de curiosos y de vecinos que iban a comprar “"las de harina"”.

ISRAEL SANTACRUZ