19 de julio de 2013 / 10:14 p.m.

"Ya llegó el día esperado de iniciar la Liga, esperemos que tanto en lo personal a mí y al grupo le vaya bien, que sea un buen partido y saquemos los tres puntos en casa".

El delantero Jerónimo Amione, manifestó hoy estar ansioso por debutar en un partido oficial con su nuevo club Cruz Azul y hacerlo con un gol mañana por la tarde, en el estadio Azul contra Monterrey.

 

El refuerzo de la Máquina, quien llegó procedente del Atlante, igual que su compañero Sergio Javier Nápoles, para el torneo Apertura 2013, ya tuvo acción en partidos de la pretemporada, pero ahora quiere jugar un partido oficial y empezar con el pie derecho.

 

"Ya llegó el día esperado de iniciar la Liga, esperemos que tanto en lo personal a mí y al grupo le vaya bien, que sea un buen partido y saquemos los tres puntos en casa".

 

Tras el cierre de preparación de Cruz Azul, en el estadio de la colonia Nochebuena, cuya práctica fue a puerta cerrada, el delantero indicó, "estoy muy ilusionado, quiero que ya llegue el día de mañana a las cinco de la tarde, para poder estar ahí en partido oficial con Cruz Azul y que las cosas salgan bien".

 

Al hablar de cómo ha soñado su presentación con la casaca celeste y precisamente en casa ante la afición del club, reveló que con el triunfo y él, haciéndose presente en el marcador.

 

Amione estuvo en el proceso hacía los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y que por una lesión quedó fuera del grupo definitivo, que después ganaría la presea dorada.

 

El medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, admitió que el partido frente a Monterrey, su rival de la jornada uno del Apertura 2013, no será sencillo porque "es un gran equipo, vamos a jugar de tú a tú, esperemos que sea un buen partido y salir con los tres puntos".

 

"Para mí es un torneo muy importante, donde tengo muchas metas que quiero cumplir. Es una responsabilidad grande jugar en Cruz Azul, pero es una situación que hay que saber manejar y que con buenos resultados se puede dar".

Notimex