23 de julio de 2013 / 02:23 a.m.

Ser regular en su primera temporada con Manchester United es el deseo que tiene el atacante Wilfried Zaha, quien llega como refuerzo de los "Red Devils" para la campaña 2013-2014, procedente de Crystal Palace.

 

En declaraciones a la página de Internet del "ManU", el marfileño naturalizado inglés señaló que "para mi primera temporada, el objetivo es asegurar un lugar en el primer equipo. Simplemente quiero jugar de manera regular. Ése es mi objetivo en la Premier League".

 

Cabe mencionar que Zaha fue uno de los últimos jugadores contratados por el escocés Alex Ferguson, ex director técnico de los "Red Devils", el cual vio en el joven atacante una futura promesa del futbol inglés y decidió pedir su fichaje desde enero del presente año.

 

Sin embargo, el atacante de veinte años se mantuvo con Crystal Palace la pasada temporada, con el fin tener mayor actividad y de esta manera ayudar a su entonces equipo a ascender a la Premier League.

 

Asimismo, Zaha aseguró que si logra su objetivo con la escuadra ahora dirigida por el escocés David Moyes, "podré establecer metas más elevadas. Estoy haciendo las cosas paso a paso".

 

Actualmente, el atacante forma parte de la gira de pretemporada de Manchester United por el Pacífico, en la que hasta el momento ha enfrentado los dos duelos de su equipo.

 

Primero, ante las Estrellas de la Liga de Tailandia, donde los dirigidos por Moyes cayeron 0-1, y después contra la selección de jugadores de la Liga Australiana, duelo que los "Red Devils" ganaron 5-1.

 

"Pienso que poder vestir los colores del Manchester United es ya un gran logro para mí. Estoy tomando las cosas con calma y espero marcar un gol en la gira. Para mí, eso sería la cereza en el pastel".

 

Por último, el ex de Crystal Palace reconoció aún estar asombrado por su fichaje con el "ManU", ya que en dicho equipo tiene compañeros que admira y considera grandes figuras del balompié.

 

"Sinceramente, sigo deslumbrado por las estrellas del equipo, pero estoy disfrutando cada instante. En los vestidores, estoy entre Ryan Giggs y Danny Welbeck. Imagínense, estoy sentado junto a estas grandes personalidades que veo en la televisión todo el tiempo".

 

"Me siento y pienso, Dios mío, realmente estoy en el vestidor con estos jugadores. Pero si estoy aquí, es por una buena razón", finalizó.

Notimex