28 de febrero de 2014 / 09:22 p.m.

Bruselas.- El desempleo permaneció estable en enero pasado tanto en la Unión Europea (UE) como en la zona del euro, en 10.8 y 12 por ciento, respectivamente, informó hoy la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Se trata del cuarto mes consecutivo sin cambios en las cifras, señaló en un comunicado el comisario europeo de Empleo, Lászlo Andor.

“Los datos del paro de enero desafortunadamente confirman el estancamiento continuado de los mercados laborales en Europa, con un vasto número de personas que sigue sin trabajo y que se enfrenta a enormes dificultades para mejorar sus vidas”, valoró.

No obstante, en números concretos, tanto la UE como la unión monetaria ganaron 17 mil nuevos desempleados entre diciembre de 2013 y enero pasado, sumando un total de 26 mil 231 personas sin trabajo.

Grecia y España siguen presentando los niveles más elevados, de 28 y 25.8 por ciento, respectivamente, mientras que Austria, Alemania y Luxemburgo mantuvieron las cifras más bajas, de 4.9, 5.0 y 6.1 por ciento.

En Francia, la segunda economía de la zona del euro, la desocupación se situó en 10.9 por ciento, mientras que en Italia, la tercera economía del grupo, fue de 12.9 por ciento.

Comparado con un año antes, el desempleo en enero cayó dos puntos porcentuales en el conjunto de los Veintiocho y permaneció igual en los países del euro.

En ese periodo, la tasa de desocupación aumentó en 13 países, cayó en otros 13 y permaneció invariable en Austria y Eslovenia.

Los principales aumentos anuales se observaron en Chipre, donde la proporción de parados subió 2.4 punto porcentuales, hasta 16.8 por ciento, y en Grecia, donde el alza fue de 1.7 puntos porcentuales.

Entre los menores de 25 años, el desempleo disminuyó tres décimas en los Veintiocho comparado con un año antes, hasta 23.4 por ciento, y una décima en los países del euro, hasta 24 por ciento.

Los más afectados siguen siendo los jóvenes de Grecia, en una proporción de 59 por ciento; de España, con 54.6 por ciento; y de Croacia, con 49.8 por ciento.

Para cambiar esa situación, Andor urgió a los países europeos a “continuar las acciones que llevaron a las recientes ligeras mejorías en la situación económica general”, citando la “política monetaria sólida y medidas estructurales que refuercen la demanda nacional”.

También aconsejó a los gobiernos nacionales a utilizar los fondos estructurales y de inversión creados por la Comisión Europea (CE) para ayudar a financiar esas medidas.

Notimex