3 de marzo de 2014 / 08:24 p.m.

Bilbao.- El rey de España, Juan Carlos de Borbón, afirmó hoy aquí que aún cuando se confirma el crecimiento económico español por las reformas realizadas, el desempleo "sigue siendo el principal desafío" para este país.

Al inaugurar el "Foro Global España" organizado por España Exportaciones e Inversiones y el Club de Exportadores en esta ciudad del norte de España, expuso que la falta de trabajo "es un problema que afecta dolorosamente a millones de españoles y que preocupa profundamente a todos".

Aseguró que España tiene fortalezas, al ser la decimocuarta economía mundial en términos de Producto Interno Bruto (PIB), tiene un mercado interno de 47 millones de consumidores y más de 600 millones visitan el país cada año.

Cuenta con una posición estratégica como plataforma de negocios a nivel global, y desde Europa es puente hacia América Latina, el área del Mediterráneo, el norte de África y los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

Tras la crisis de 2008 las economías mundial y europea experimentan un proceso de transformación significativo, y en concreto los gobiernos de Europa adoptan medias y reformas para estabilizar sus economías y fortalecer su crecimiento, indicó.

"Los últimos datos indican que la recuperación económica europea está ganando fuerza. Es cierto que las dificultades no han desparecido, pero el escenario actual es mejor que el de hace solo dos años", manifestó.

En el evento el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, subrayó que la salida de la crisis económica en la zona euro se hace cada vez más notoria, "y este escenario lo confirman las previsiones de crecimiento moderado".

"No estamos en una recuperación en falso como en el 2011, este hecho debe infundir esperanza. Pero no nos podemos dar por satisfechos, la recuperación es aún tenue y suave, es imprescindible seguir las reformas, es la hoja de ruta de este gobierno", agregó.

Por su parte el presidente del País Vasco (lehendakari) Iñigo Urkullu, pugnó porque Europa avance hacia "una economía más humana, centrada en la persona", a través de la acción política orientada al compromiso social y reivindicar la economía productiva frente a la especulación.

"La tiranía de un mercado financiero tan poderoso, sin alma y sin controles, pone en riesgo el estado de bienestar que con esfuerzo hemos construido durante generaciones en Europa", expresó.

"Es el momento de exigir una contrapartida a las entidades financieras para que devuelvan el esfuerzo público recibido y dediquen parte de la ayuda a engrasar la economía real a través del crédito. Es momento de adoptar medidas para hacer efectiva la voluntad política de poner límites a los paraísos fiscales", comentó.

En el foro, que será clausurado por el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, participan la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría.

Notimex