15 de julio de 2013 / 02:43 p.m.

El productor Roberto Gómez Fernández señaló que el proceso para realizar la primeraversión animada de la película de El Chapulín Colorado ha sido más lento de lo que él esperaba.

""Llevamos prácticamente un año haciendo diseños y bocetos, yo no sabía que era tan lento el proceso de una película de animación de este calibre, me desespera un poco tanta lentitud, pero vale la pena estar en un proyecto tan importante"", comentó Gómez Fernández, hijo de Chespirito.

Y es que la película contará con efectos en 3D y seguirá el mismo formato que se utilizó para laproducción de El Chavo animado, solo que ahora con nueva tecnología para que se parezca lo más posible al personaje original.

""Ahí vamos poco a poco, estamos en tiempo, planeamos estrenar la película hasta verano de 2015"", señaló el productor, quien ha estado muy al tanto de cada detalle, al igual que su padre, ya que también ha estado involucrado en la generación del guión.

El hijo de Chespirito mencionó que aún desconoce quién podría ser la persona que realice la voz de El Chapulín, ya que el propio Chespirito, a pesar de que se encuentra saludable, no podrá realizarla.

""Él (Gómez Bolaños) está en Cancún, está tranquilo, lo molestamos lo menos que podemos, tiene más aire, menos altura, entonces está muy bien"", apuntó Roberto, quien también descartó la posibilidad de que su padre vuelva a residir a la Ciudad de México.

""Difícilmente va a regresar a la ciudad, aquí sí le cuesta un poco de trabajo moverse, respirar, la altura si le pega y allá el mar está a todo dar"", mencionó.

Por otra parte, el productor paralelamente prepara una nueva telenovela, que se basará en una historia más tradicional; sin embargo, aún no tiene elenco y no discrimina a ningún actor, aunque tenga una corta trayectoria.

""Normalmente quieres escoger a quien mejor te represente un personaje, puede ser alguien nuevo que de una sorpresa, hay muchos actores que son ahora figuras, pero alguien les dio primero una oportunidad importante"", dijo.

 — IVÁN CASTAÑEDA