22 de febrero de 2013 / 02:44 a.m.

El director del Instituto Estatal de Educación Pública, Manuel Antonio Iturribarria, afirmó que es difícil creer en un diagnóstico cuando los profesores de la entidad no se sujetaron a la prueba “Enlace”.

Oaxaca • Mientras el gobernador de Oaxaca Gabino Cué afirmó que no todos los profesores son intolerantes, su director de educación Manuel Antonio Iturribarria Bolaño, desestimó las conclusiones del diagnóstico realizado por la organización “Mexicanos Primero”, el cual reporta que los estados de Oaxaca y Michoacán tienen los peores niveles de educación del país.

A su vez la dirigencia de la sección 22 adherida a la Coordinadora Nacional del Trabajadores de la Educación (CNTE), rechazó que su propuesta de auto evaluación, que busca ser elevada a rango de ley estatal para suplir los alcances de la reforma educativa federal, sea “un fusil” o una copia de estrategias pasadas, si no al contrario se trata de un proyecto realizado a fondo y que fue consultado a fondo con los pueblos indígenas oaxaqueños.

NO TODOS LOS PROFESORES SON INTOLERANTES

El gobernador de Oaxaca Gabino Cué, aclaró que no todos los profesores de la sección 22 son agresivos, ni intolerantes, luego de que el miércoles un grupos de maestros saboteó la presentación del diagnóstico que habría de hacer pública el presidente de la organizaciones “Mexicanos Primero”, Claudio X González, que fue insultado, incluso obligado a abandonar por la fuerza el hotel donde habrá de hacer su exposición.

Cué lamentó el incidente registrado, advirtiendo que respeta la postura y el reporte expuesto por la organización, precisando que también los maestros tienen su versión del tema.

Refirió que en Oaxaca, donde priva un régimen democrático, son válidas todas las expresiones, “todos tiene derecho a opinar y lo de ayer no es la actitud que refleje el comportamiento general de nuestros profesores en Oaxaca”.

FUE UNA PROVOCACIÓN

En tanto el director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, desestimó el reporte de la organización “Mexicanos Primero”, el cual argumenta que la entidad tienen los peores niveles de aprovechamiento escolar.

El funcionario afirmó que es difícil creer en un diagnóstico o conclusión cuando los profesores de Oaxaca no se sujetaron a la prueba “Enlace”.

Aclaró que ya no tienen los indicadores de reprobación que se tenían hace 6 años, hoy solo dijo, tenemos problemas de deserción en el nivel secundaria y por abajo del 8 por ciento.

Con respecto a las críticas que recibió el denominado Plan de Trasformación de la Educación (PTEO), que busca ser elevado a rango de ley y que X González calificó como un fusil de otras estrategias, Iturribarria, lo retó a demostrar y comprobarlo, afirmado que el proyecto que se construye en Oaxaca puede ser perfectible: “nunca hemos dicho que es la panecea y sabemos que está incompleto y por ello seguimos trabajando para reforzarlo y enriquecerlo”.

“Si hay una denuncia respecto a un plagio, que se haga la denuncia correspondiente”, solicitó el funcionario estatal.

“Nosotros estamos haciendo un trabajo, organizando, preparando y construyendo un programa que a nivel local se puede alinear a la reforma educativa federal.

Resaltó que al momento se ha inyectado para la elaboración del referido plan al menos 8 millones de pesos que han servido para hacer el pilotaje en las escuelas y las consultas.

Dijo que se está cuidando que dentro del esquema no se busque mantener los mismos vicios, como el hecho que se hereden plazas o que haya profesores que no se quieren evaluar.

Para el funcionario oaxaqueño la presencia de la organización “Mexicanos Primero”, en la capital, fue una equivocación, incluso una provocación, sosteniendo que las condiciones y el ambiente en la entidad no eran las propicias para recibirlos, por que el magisterio se encuentra movilizado en contra la reforma educativa.

“El horno no está en Oaxaca para bollos, mucho menos para venirle a rascar los huevos al tigre”, precisó.

ÓSCAR RODRÍGUEZ