Rubén Mosso  
17 de julio de 2013 / 07:53 p.m.

México • La Procuraduría General de la República (PGR) se desistió de su acusación contra la joven de 23 años Ángel de María Soto Zárate, quien ha sido defendida en redes sociales por grupos religiosos, luego de que se conoció que fue detenida con casi 10 kilogramos de cocaína, por lo que recobrará su libertad.

La PGR encontró nuevas pruebas que revelan que la joven no es culpable del delito de tráfico de drogas.

Soto Zárate fue internada el lunes pasado al penal federal de “El Rincón”, en Tepic, Nayarit, como presunta responsable de delitos contra la salud.

De acuerdo a los integrantes de la Comunidad Incienso de Dios, en Xalapa, Veracruz, la joven viajó con rumbo a Brasil para participar en la jornada mundial de la juventud con el papa Francisco.

Sin embargo, tras hacer escala en Lima, Perú, Ángel de María descubrió que había extraviado su pasaporte; al no poder continuar su viaje fue regresada a nuestro país por lo que arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el 13 de julio.

Al recoger su equipaje, aseguró el grupo religioso, a la joven le fue entregada una maleta, la cual ella no recibió “expresando que no le pertenecía”; aún con esto dicho equipaje le fue asignado, y momentos después fue detenida por elementos de la Policía Federal, ya que la valija contenía 10 kilogramos de cocaína.

Los agentes la pusieron a disposición del agente del Ministerio Público Federal adscrito a la terminal aérea, quien posteriormente la remitió a la delegación de la Procuraduría General de la República en el DF.

La dependencia federal inició la averiguación previa PGR/DDF/SZC/AIM/375/2013-07, por delitos contra la salud.

La PGR consideró que había elementos para consignar a la joven y la envió al área femenil del penal de mediana seguridad de “El Rincón”.