2 de febrero de 2013 / 03:53 a.m.

Guerrero • El secretario general de la Sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, José Hilario Ruiz Estrada, deslindó a esa expresión magisterial de la protesta en la sesión solemne del Congreso local. Informó que el próximo 6 de febrero arrancarán las movilizaciones contra la reforma educativa del gobierno federal.

Ruiz Estrada ofreció una conferencia de prensa antes de que iniciara un panel para explicar jurídicamente las implicaciones de la reforma educativa aprobada en el Congreso de la Unión.

Dijo que durante el fin de semana habrá reuniones con la dirigencia sindical para analizar las propuestas relacionadas con las movilizaciones, que pueden ser paros escalonados de 24, 48 y 72 horas, hasta la suspensión laboral de clases.

También se considera la posibilidad de que haya marchas regionales y estatales, todo lo que sea necesario para propiciar una revisión adecuada a dicha reforma.

Agregó que se informa detalladamente a los padres de familia sobre los alcances de la modificación a la ley, para que en caso de salir a las calles sepan que se debe a un planteamiento justo y de ninguna manera ocioso.

Comentó que con la reforma se pretende que las empresas privadas puedan intervenir en el sector educativo, mientras que la adición que se quiere hacer al artículo 3 es que si un trabajador no pasa el examen estandarizado, su permanencia en el servicio ya no se garantizará y prácticamente se quedará en la antesala del despido.

Eso implica desmantelar completamente a los sindicatos, dijo.

Y aunque no ha tenido un diálogo directo con la disidencia para tratar el tema, no descartó la posibilidad de que en esta coyuntura puedan coincidir, “pues es muy claro que nos hermana una lucha”.

Negó que los maestros del SNTE hayan irrumpido en la sesión solemne que el Congreso local sostuvo en la ciudad de Iguala de la Independencia, y dijo que otro tipo de grupos llevaron playeras y pancartas para generar la confusión.

Rogelio Agustín Esteban