23 de mayo de 2013 / 06:13 p.m.

Berlín • Más de 12 mil espectadores acudieron en Múnich al Olympiahalle para ver uno de los dos "shows" de la cantante y bailarina estadunidense Beyoncé, quien en esta ocasión cambió 10 veces de vestuario y tuvo como telón de fondo una gran pantalla rectangular de tres metros de alto por 15 de ancho.

La actuación de Beyoncé duró 110 minutos y fue apabullante en el uso de efectos tecnológicos, con un piso del escenario que se ladeaba mientras la gran pantalla hacía lo mismo. La cantante, inclusive, se desplazó tomada de una cuerda a otro escenario, más pequeño pero ubicado en medio del público.

Cambio de vestuario, confeti y fuegos artificiales, pero sobre todo Beyoncé se mostró llena de energía en un "show" que no escatimó en nada.

Sus vestidos recorrieron toda la gama de recursos sexys, como un traje de charol pegado, botas altas, vestidos negro y dorado brillantes, así como prendas bastante escasas para mostrar su figura. El primero fue un vestido en blanco crema ornamentado con pedrería.

Antes de iniciarse el concierto se mostró al público publicidad sobre el nuevo perfume de Beyoncé así como de la marca internacional de ropa de la que es la figura publicitaria.

Los cambios de vestido generaron pausas en el espectáculo que fueron suplidas con coreografías de baile del grupo de 10 bailarinas que acompañó a la diva. En esas pausas del "show" en vivo también se mostraron videoclips de la artista, lo que decepcionó a algunos.

Beyoncé no necesitó en Múnich de ninguna ayuda técnica para proyectar su voz en las canciones que interpretó, un problema que a veces se revela en los espectáculos en vivo de artistas como ella.

Las críticas en los medios alemanes resaltaron el exceso de recursos espectaculares, así como las pausas de la artista para cambiar de vestuario, pero quienes acudieron expresaron en general una buena opinión sobre los minutos que pasaron en ese recinto germano.

Con motivo de la presentación de Beyoncé en Múnich, medios alemanes de prensa difundieron rumores acerca de que está embarazada por segunda vez. Éstos partieron de la prensa de Estados Unidos, pero Beyoncé y su esposo Jay-Z los desmintieron.

NOTIMEX