22 de septiembre de 2013 / 09:42 p.m.

Arriaga • La Procuraduría de Justicia del estado de Chiapas desmanteló una célula de presuntos integrantes de la banda transfronteriza Mara Salvatrucha que se dedicaba a extorsionar migrantes en los estados de Chiapas y Oaxaca.

Según informó la dependencia estatal, un grupo de migrantes acudió a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Cometidos contra Migrantes para denunciar que en Ixtepec, Oaxaca, fueron atacados por los presuntos delincuentes.

En su declaración testificaron que los pandilleros los amenazaban con arrojarlos a las vías del tren desde los vagones en marcha si no accedían a pagarles 100 dólares norteamericanos por persona, equivalentes a unos mil 285 pesos mexicanos al tipo de cambio actual.

Debido a la querella, las instancias procuradoras de justicia en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM) y autoridades locales iniciaron un operativo para la ubicación de los miembros de la banda.

El líder de la banda, identificado como Rusbin Alexander Calles, de 24 años de edad, originario de Honduras fue detenido junto con sus connacionales Rodolfo Ramírez Caballero de 33 años, Luis Eminelio Amado Castillo de 24 y Jhonatan Álvarez Núñez de 30 años.

También fueron capturados los guatemaltecos Elmer Josua Marroquín de Paz, de 25 años, Edgar Giovani Soto, de 34 años y Luis Fernando Pocasangre de 20 años, además de los salvadoreños Carlos Alberto Martínez y Martínez, de 44 años, y Ricardo Enrique Vázquez de 37 años.

Los últimos dos cómplices detenidos fueron Manuel de Jesús Bustamante Mairena, de 38 años, y Héctor Zaid Rodríguez Torres, de 36, originarios de Nicaragua y México, respectivamente.

Estos sujetos portaban machetes y utilizaban una camioneta Ford Expedition de color verde con matrícula MLL-80-24 del Estado de México. Los detenidos enfrentan cargos por los delitos de delincuencia organizada y extorsión.

HERMES CHÁVEZ