Juan José García
12 de junio de 2013 / 12:43 p.m.

 

Chihuahua • Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) desmantelaron una banda de narcomenudistas y trata de personas que presuntamente cometió el homicidio de once adolescentes que fueron localizadas en el arroyo El Navajo de Ciudad Juárez.

“De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Fiscalía de la Mujer, los detenidos integraban una banda que bajo engaños y amenazas reclutaba jovencitas para prostituirlas y usarlas como distribuidoras de droga”, señaló la dependencia.

La banda estaba integrada por 12 sujetos que operaban en la zona céntrica de esta frontera, donde seis de ellos, fueron detenidos en las últimas horas y los seis restantes se encontraban tras las rejas por delitos del fuero federal.

El fiscal para la Prevención e Investigación de la Zona Norte, Jorge González Nicolás, informó que este martes se les imputará los cargos por los delitos de trata de personas y homicidio con penalidad agravada en perjuicio de las 13 jóvenes.

Dijo que los restos de las víctimas se localizaron en enero de 2012 en las inmediaciones del arroyo El Navajo. En estos homicidios están vinculados 10 hombres y dos mujeres que integraban una banda dedicada a la prostitución y narcomenudeo en la zona centro de Ciudad Juárez.

Los agentes de las Fiscalías Especializadas de Investigación y de la Mujer, arrestaron este martes con orden de aprehensión a: Víctor Chavira García, Edgar Jesús Regalado Villa, Manuel Vital Anguiano, José Gerardo Puentes Alba, Camilo Del Real Buendía y Cesar Félix Romero Esparza.

Se dio a conocer que tres de los detenidos contaban con tres negocios en esta frontera: Camilo Del Real Buendía era propietario de una agencia de modelos; Víctor Chavira de la tienda de ropa El Caporal y Manuel Vital Anguiano de una tienda de abarrotes.

“Estos establecimientos eran el “gancho” para ofertar trabajo a las jóvenes y una vez que obtenían la información de la solicitud de empleo, se valían de diferentes medios y de otras personas para presionarlas o privarlas de la libertad para obligarlas a prostituirse, consumir y/o vender drogas”.

“Una vez que las mujeres ya no eran “útiles” en sus actividades ilícitas, decidían privarlas de la vida y abandonar sus cuerpos en las inmediaciones del Arroyo del Navajo, en el Valle de Juárez”, indicaron las autoridades estatales.

Como dato adicional, se indicó que las once víctimas fueron reportadas como desaparecidas por parte de sus familiares entre 2009 y 2010 y sus restos, fueron encontrados hasta el mes de enero del 2012.

En el marco de las investigaciones que se realizaron para dar con el paradero de las desaparecidas, se realizaron rastreos, cateos, operativos en el centro de la ciudad y más de 150 entrevistas de campo que llevaron a la ubicación de los presuntos asesinos.

Seis de ellos, recluidos por delitos federales, y que en los próximos días se les ejecutará la orden de aprehensión por los 11 feminidios, son: José Antonio Contreras Terrazas, Jesús Hernández Martínez, Cesar Félix Romero Esparza, Rafael Mena, Raquel Venegas Treviño, Eduardo Sánchez Hermosillo y Esperanza Castillo Saldaña.

Por último, la fiscalía resaltó que a los integrantes de la banda, se les vincula también con los homicidios de Jusalet Alejandra de la Cruz (16) y Nancy Gómez Farías (19), quienes fueron asesinadas en agosto del 2011, y por cuyos hechos está vinculado a proceso José Antonio Contreras, alías “El Kojac”.