5 de mayo de 2013 / 12:03 a.m.

Como Sergio Lugo Palafox, rescatista acuático de la Cruz Verde de Monterrey, nadie conocía mejor las presas de Nuevo León. Falleció este sábado víctima de complicaciones cardiovasculares dejando un gran legado entre los rescatistas de la localidad.

Fue en 1967 cuando comenzó su carrera salvando vidas en la entidad e incluso en otros estadosde la República cuando solicitaban apoyo de expertos en rescates acuáticos. Más de 40 años entregó su vida a salvar vidas sin esperar nada a cambio.

Uno de sus amigos que lo acompañó desde la infancia, Francisco Javier García Puente, relató que nunca le tuvo miedo a las profundidades y riesgos si se trataba de hacer brindar un servicio.

“Yo lo que más recuerdo los rescates acuáticos como uno en China, varios en Presa de la Boca donde hay muchas trampas y el tenía el valor de meterse a bucear hasta que no sacaban los cuerpos”, relata.

Participó en sucesos históricos como el Huracán Gilberto y el Alex, donde hizo todo lo posible por llegar hasta las personas y salvar sus vidas, como con los que se quedaron atrapados en un autobús en el Río Santa Catarina, cuenta su compañero en aquella ocasión, José Manuel Reyna Pérez.

“Me tocó con él el huracán Gilberto, cuando todavía los autobuses no estaban cubiertos de agua; él decía que bajaran la escalera de bomberos, una línea con ganchos, pero había viento, le decían que la corriente estaba muy fuerte y él decía que si no acercábamos la escalera no se iba a poder”, dijo.

Ellos cuentan cómo, dentro de su profesionalismo, “Checo” no tenía excusas para cumplir con su trabajo y, como todo profesional, sabía que no debía meterse al agua después de comer, comentó su amigo Carlos Salazar Rivera.

“Recién acababa de almorzar y le decían hay un rescate e iba y se provocaba el vómito y ya decía vamos a echarle ganas”.

Tal fue su ejemplo que tres de sus hijos siguen los mismos pasos y ya trabajan en diferentes corporaciones de auxilio como Protección Civil, Cruz Verde y 7/24.

Ellos lo describen como un hombre disciplinado y dedicado, quien fue reconocido en alguna ocasión con el premio de Ciudadano Ejemplar, méritos que se quedaron en la memoria de sus deudos.

Este domingo la Cruz Verde de Monterrey realizará un homenaje de cuerpo presente, donde Sergio Lugo brindará su último servicio.

Sandra González Cortés