17 de septiembre de 2013 / 03:33 p.m.

El Atlético de Madrid vuelve mañana a la Liga de Campeones, el escenario más prestigioso del fútbol europeo, avalado por su sensacional inicio de curso y su liderato en la Liga española para medirse al Zenit, al que recibe en el Vicente Calderón sin Diego Costa, sancionado, y con Adrián López en el once.

 

Tres años, nueve meses y diez días. Ya ha pasado ese tiempo desde el último duelo en esta competición del club madrileño, un 0-3 en casa frente al Oporto, el 8 de diciembre de 2009, con precisamente Hulk -estrella ahora del Zenit- como uno de los goleadores visitantes, hasta el encuentro de este miércoles, cuando el himno de la Liga de Campeones sonará de nuevo en la ribera del Manzanares.

Aquella derrota es el último recuerdo de este torneo en la memoria del equipo y la afición rojiblanca, que ahora, como terceros clasificados de la pasada campaña de Liga, reinician otra aventura entre los mejores del fútbol europeo con cinco títulos en tres años, cuatro de ellos continentales: dos Ligas Europas y dos Supercopas.

El estreno llega en un momento extraordinario para el Atlético, que, en mes y medio de competición, ha avanzado hasta la cabeza de la tabla de la Liga, ha demostrado su capacidad para pelear con cualquier rival en cualquier escenario, con su doble empate en la Supercopa de España ante el Barcelona, y apunta a cotas más altas.

Aparte de las dos igualadas contra los azulgranas, el resto de sus duelos oficiales de este curso han terminado con el mismo desenlace: el triunfo. Así ocurrió contra el Sevilla (1-3), frente al Rayo Vallecano (5-0), ante la Real Sociedad (1-2) y el pasado sábado con el Almería (4-2) para firmar el pleno en cuatro jornadas.

Su fortaleza crece aún más en el estadio Vicente Calderón. Desde que el argentino Diego Simeone asumió el banquillo, en enero de 2011, el equipo ha ganado 33 de sus 44 partidos oficiales como local, con 92 goles a favor y sólo 32 en contra, y sólo ha cedido cinco empates y seis derrotas cuando juega ante sus aficionados.

El Atlético se prepara ahora para uno de sus grandes retos de esta campaña, que comenzará mañana ante el Zenit. No jugará Diego Costa, que arrastra aún dos encuentros de sanción de la pasada campaña. Su baja será cubierta por Adrián López, titular por primera vez en esta temporada y que formará arriba junto a David Villa.

Esa será una de las novedades de la alineación junto al turco Arda Turan, el brasileño Joao Miranda y Mario Suárez. El primero jugará en una de las bandas, el segundo estará en la línea defensiva con Juanfran Torres, el uruguayo Diego Godín y su compatriota Filipe Luis y el tercero compondrá el medio centro con Gabi Fernández.

Koke Resurrección, en banda, y el belga Thibaut Courtois, en la portería, completan el probable once del Atlético, del que saldrán, además de Diego Costa, el portugués Tiago Mendes, el uruguayo José María Giménez y Raúl García respecto al choque del pasado sábado.

Enfrente estará el Zenit, un asiduo a las fases de grupos de la Liga de Campeones durante los últimos años y que visita el Calderón con una pléyade de internacionales en sus filas, pero sumido en plena crisis de identidad.

Los rusos, financiados por el gigante gasístico Gazprom, ya no son aquel equipo que dominaba a placer la Liga rusa y que llegó a alzarse con la Copa de la UEFA en 2007. Ni siquiera el Zenit que alcanzó los octavos de final de la 'Champions' en 2012.

Paradójicamente, el equipo de la antigua capital zarista entró en barrena en 2012 tras desembolsar 100 millones de euros por el brasileño Hulk y el belga Witsel, que militaban entonces en la Liga portuguesa.

Actualmente, tras un comienzo dubitativo, el Zenit ha encadenado una racha de victorias ligueras y ya se ha encaramado hasta la segunda posición de una tabla dominada de nuevo por el CSKA Moscú, campeón de Liga y Copa la pasada temporada.

El técnico italiano del Zenit, Luciano Spalletti, aún alberga la esperanza de poder contar con Hulk, que se ha perdido las últimas semanas de competición por una inoportuna lesión, pero que entrenó la víspera junto al resto de sus compañeros.

Los que se han quedado irremediablemente en San Petersburgo son el lateral derecho Anyukov y el centrocampista Shirokov, ambos fijos para Spalletti y su compatriota Fabio Capello en la selección rusa.

El hijo pródigo del fútbol ruso, Andrei Arshavin, recién regresado del Arsenal de Londres, ocupa mientras tanto su lugar, por detrás de Kerzhakov, exfutbolista del Sevilla, aunque todo el fútbol ofensivo pasa irremediablemente por el portugués Danny, que ya ha marcado ocho goles en esta temporada.

Pese a su origen italiano, los equipos de Spalletti nunca salen sólo a defender, aunque, teniendo en cuenta el potencial del Atlético, es posible que el ucraniano Tymoschuk, que regresó al Zenit tras no contar para Guardiola en el Bayern, salga de inicio como medio centro defensivo.Alineaciones probables:Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda Turan, Mario, Gabi, Koke; Adrián y Villa.Zenit San Petersburgo: Akinfeev; Ansaldi, Netu, Lomberts, Gubocan; Witsel, Tymoschuk o Shatov, Fayzulin, Danny; Arshavin o Hulk y Kerzhakov.Árbitro: William Collum (Escocia).Estadio: Vicente Calderón.

Agencias