31 de agosto de 2013 / 01:40 a.m.

El entrenador del Bayern Munich, Josep Guardiola valoró de manera fría el desempeño de sus jugadores para llevarse la Supercopa de Europa, con remontada incluida hasta los penales.

El técnico catalán expresó que el juego fue muy intenso y físico, tal como lo esperaba, en donde cualquiera de los dos equipos podía ganar y más todo podía cambiar de un segundo a otro, por lo que se va satisfecho con lo entregado en la cancha, más allá del resultado.

"Hemos atacado muy bien y ellos nos han atacado en las contras, como siempre hacen los equipos de Mourinho. Tenían la victoria, pero un segundo marca la diferencia en este juego. Antes del empate de Javi Martínez me daba la impresión de que poco más podíamos hacer pese a no conseguir marcar. Hoy hemos tenido suerte", señaló.

Reconoció especialmente el trabajo de Javi Martínez, autor del segundo gol que mandó el encuentro a la definición por tanda de penales, cuando el partido agonizaba, sobre todo porqué además ha jugado fuera de la central que es el puesto habitual.

"Le necesito mucho, pero no le he tenido. Llegó más tarde por la Confederaciones y volvió lesionado de Ecuador, con la selección y hasta hoy no podido hablar con él. Nos ha dado mucho de mediocentro, en la estrategia y con uno menos lo hemos puesto de mediapunta", explicó.

Sobre su adaptación a una nueva liga, tras el año sabático que se tomó la temporada pasada, explicó que como en todo proceso se pasa por la familiarización de costumbres y modos, pero poco a poco siente que va caminando junto a la plantilla en la dirección que quiere.

"Ya me gustaría que todo el proceso de adaptación, lo jugásemos todo el año, como le hemos hecho hoy. Con esta regularidad. Me tengo aún que adaptar a la cultura de Alemania, ya que son mucho más directos. Pero en general estoy muy contento por la oportunidad que me han dado de venir aquí y poder entrenar a estos jugadores", dijo.

Notimex