13 de octubre de 2013 / 12:43 p.m.

Tarde o temprano tenían que caer, esa fue la consigna de Esteban Gutiérrez que desde hace cuatro carreras buscaba escribir la historia y convertirse en el sexto mexicano que suma puntos en la Fórmula 1.

La paciencia fue el factor clave para que en el Gran Premio de Japón pudiera meterse en las estadísticas de la Fórmula 1, el regiomontano se coló a la séptima posición final, donde ha demostrado no sólo que Sauber ha mejorado notablemente en la segunda vuelta sino que puede ser un piloto que compita por estar en los puntos.

"Realmente es un resultado producto del trabajo de mucha gente que hay a mi alrededor: del equipo, mi familia y mis patrocinadores. Lo siento como si fuera una victoria porque llegar hasta aquí nos ha costado muchísimo. Sumar no un punto sino varios, es altamente gratificante", señaló tras su participación.

El volante había reconocido que tras clasificar en la posición 14 no era lo mejor y sobre todo era más complicado desde ahí pensar en entrar en los puntos ha podido dar en el clavo con la estrategia para dar la sorpresa del día por lo que es una sensación que poco se puede describir.

"Siempre he tratado de tener un estilo fuerte e inteligente a la vez, sin cometer errores, y gracias a Dios el resultado es muy grande en términos de confianza. Al final fue muy complicado con un Mercedes atrás. Nico (Rosberg) venía muy duro, pero incluso fui más rápido en las dos últimas vueltas", sostuvo.

Agregó que le queda un sentimiento de tranquilidad porque esto pueda ser una nueva etapa en su carrera.

Así Esteban espera seguirle dando puntos a la escudería Suiza tal y como lo hizo la temporada pasada su compatriota Sergio Pérez, por lo que el objetivo ahora será mejorar en este cierre de temporada.

NOTIMEX