27 de octubre de 2013 / 11:53 p.m.

A tres carreras de que termine el año y a pesar de su evidente superioridad con tres triunfos al hilo, el alemán Sebastian Vettel dijo que el año ha sido más difícil de lo que la gente piensa.

Un Vettel en shock bajó del auto tras romper el protocolo y hacer unas "donitas" con su monoplaza frente a la recta principal tras cruzar la meta para agradecer y despedirse de una pista que no estará en el calendario del próximo año.

"Me gustaría dar las gracias al público. Ha sido un recibimiento increíble el de hoy (domingo) y es una pena que no corramos aquí el año que viene; estoy sin palabras. Crucé la línea de meta y me quedé en blanco.

"Me ha costado una eternidad pensar en qué decir. Es uno de esos momentos en los que quieres decir muchas cosas, pero no eres capaz", declaró el piloto.

Destacó que la temporada ha sido fantástica sobre todo desde que comenzó la segunda vuelta, pues no ha encontrado rival en la pista, por ello agradeció el trabajo de todos los que integran el equipo Red Bull, quienes son los principales artífices de tener un coche tan ganador como el que maneja el alemán.

Explicó que es un gran trabajo el que se celebra en el garaje, donde todo el tiempo hay presión por estar en las mejores condiciones contra otros quipos que son igual de buenos.

"Me gustaría dar las gracias al equipo y a toda la gente que hay detrás. No ha sido en absoluto una temporada fácil... Creo que fue difícil", expuso.

Agregó que también ha sido difícil para él como persona después de algunas polémicas en la pista, sobre todo con su compañero Mark Webber, lo que le ocasionó algunos comentarios negativos.

"Ha sido una temporada complicada para mí, recibiendo abucheos incluso cuando no habíamos hecho nada malo. Sobreponerse a eso, responder en la pista y conseguir el reconocimiento, me llena de orgullo", indicó.

De esta manera, el piloto agradeció que este domingo pueda entrar en la historia del automovilismo de Fórmula Uno como uno de los más grandes pilotos de todos los tiempos.

"Unirme a pilotos como Prost, Fangio o Michael es increíble. Es uno de los mejores días de mi vida y hay muchos a los que tengo que darles las gracias", finalizó.

NOTIMEX