4 de febrero de 2014 / 11:30 p.m.

Morelia.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, advirtió que en Michoacán "no hay espacio para cálculos electorales", pues a nadie le conviene la condición que hoy vive ese estado de la República.

Frente al presidente Enrique Peña Nieto que encabezó el acto "Por Michoacán, juntos lo vamos a lograr", reconoció que para recuperar las capacidades de gobierno "hay la voluntad y existe un gran consenso de las fuerzas políticas para no partidizar, ni politizar la situación que vive hoy la entidad".

"A nadie, a nadie le conviene la condición que hoy vive el estado. No hay espacio para cálculos electorales. Hoy, todos, debemos ser parte de la situación de Michoacán.

"Todos debemos ser responsables de que los michoacanos estén en las condiciones de convivencia, de desarrollo y tranquilidad que merecen", llamó el encargado de la política interior del país.

En ese sentido advirtió que el pacto federal no sólo distribuye competencias y responsabilidades, sino por sobre todas las cosas, dispone del uso de la fuerza del Estado para garantizar, coordinadamente, la cohesión y el desarrollo en cada territorio.

Por ello, reafirmó el compromiso del gobierno de la República para resolver los problemas de Michoacán, como lo ha hecho en otras regiones y entidades del país, con resultados satisfactorios.

Osorio Chong reconoció que lo que hoy ocurre en Michoacán no se gestó de ninguna manera en semanas o meses, va más allá. "Es producto del deterioro social. Se descuidaron factores esenciales para la convivencia y los resultados están a la vista".

"Errores y omisiones provocaron y facilitaron la acción de grupos criminales que han dañado la convivencia, la integridad y el patrimonio de todos los ciudadanos", admitió el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Explicó que para hacer frente a esa realidad, el presidente Peña Nieto determinó una estrategia integral no sólo para devolver la seguridad, sino para reconstruir las vías del desarrollo para Michoacán.

"Se revisaron y potenciaron cada uno de nuestros programas, dejando atrás visiones reactivas y/o coyunturales, evitando esfuerzos dispersos, reforzando la prevención de las causas sociales de la violencia y trabajando para recuperar las capacidades del estado y de los municipios michoacanos", agregó.

En ese marco, recordó que se echó andar una estrategia en tres fases: la primera, enfocada a la recuperación del control territorial por parte del Estado mexicano, en la cual ya hay resultados.

"Asumimos el control de la seguridad pública, focalizado en 27 municipios de Tierra Caliente, en donde mayormente está el problema, y ahí las fuerzas federales mantienen tareas permanentes de vigilancia", indicó.

Aseguró que respetando el debido proceso, "con la ley en la mano", se ha debilitado a las estructuras y los liderazgos delictivos de la entidad, "porque queda claro que la aplicación de la ley es una obligación de la autoridad, nunca una opción del gobernante". 

Además, continuó, se logró un acuerdo con los grupos que se organizaron para procurar su seguridad y se ha avanzado en dos mecanismos para incorporarlos a la institucionalidad: el primero, a través de los cuerpos de defensa rurales; y el segundo, abriendo las posibilidades de su alta en las policías municipales.

Detalló que la segunda fase consiste en reestablecer las bases para el desarrollo integral, y al respecto anunció que, de inmediato se habrán de acelerar obras y acciones que detonen el crecimiento en la Costa, La Montaña, Tierra Caliente, la Sierra y en la zona Centro, atendiendo las particularidades de las regiones de Michoacán.

Miguel Ángel Osorio Chong agregó que la tercera fase de esta estrategia es fortalecer las capacidades del gobierno en Michoacán y a las instituciones, que permitan mantener la tranquilidad y potenciar el desarrollo del estado.

Advirtió que sólo con instituciones fuertes y promoviendo la participación activa de la sociedad y, sobre todo, con resultados, se alcanzarán las metas.

NOTIMEX